Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

26 de noviembre de 2014

Aprendiendo inglés online

Creo que en los últimos años (5 o 10) los españoles por fin estamos concienciados sobre la importancia del inglés en un mercado cada vez más global y donde apenas hay fronteras. Pero esas fronteras aún son menores si nos manejamos en el idioma del business. El inglés es la forma de comunicarse en casi cualquier multinacional.

Recuerdo cuando trabajé en Nokia los sufrimientos de algunos compañeros para casi cualquier cosa que tuviera que ver con un teléfono y una reunión en inglés con la complejidad que puede tener el hecho de que al otro lado de la línea, el resto de tus compañeros de conference call hablen inglés con distintos acentos y distintos niveles. Esas conference call con gente de Italia, Francia, Finlandia, UK, Grecia o -por qué no decirlo- España... siempre quedarán en mi memoria.

Al principio recuerdo que también sufrí bastante. Mi nivel de inglés quizás no estaba preparado para un tipo de Birmingan. Uno de mis jefes globales era de allí, y recuerdo que las primeras veces que hablé con el por teléfono, tenía que pedirle que me hiciera un summary por email... básicamente porque no era capaz de entenderle 2 frases seguidas.


Pero todo cambia. Habitúas tu oído y también afinas tu acento, si bien siempre tendrás un "fucking Spanish accent", salvo que tengas la suerte de pasar una buena temporada de tu vida en un país anglosajón y sin posibilidades de echar tu aprendizaje por la borda por el hecho de juntarte con otros españolitos o latinos que te hagan la vida más fácil durante tu angustiosa estancia. Pero eso es de losers. Si haces el esfuerzo de moverte a otro país para aprender su lengua, lo menos que puedes hacer es intentarlo con todas tus fuerzas e integrarte lo más posible en la sociedad de turno. Y quitarle el miedo. Eso es clave... aunque vayas dando patadas al diccionario a medida que hablas. No tengas miedo. Continúa y aprende poco a poco.

Y hoy curiosamente descubro el curso de Aprende Inglés TVE que te hace un test que a priori resulta sencillo, pero que esconde muchos de los errores que cometemos típicamente los españoles (y supongo que otros muchos también) Aunque te parezca evidente, te animo a que contestes las 30 preguntas del test. Yo estaba convencido a medida que avanzaba el test que no fallaría ninguna, pero al final he fallado 3. Puede ser cierto que mi nivel de concentración a estas horas no sea el mejor, más aún después de una jornada en el trabajo bastante dura... pero verás como es evidente que muchas de las expresiones te harán al menos dudar.

Prueba y dímelo. Quizás te plantees comprar el curso y empezar a mejorar tu caducado y olvidado inglés.