28 agosto 2022

El Blog del Marketing

¡COMPRA-ADICTA! Mis consejos para ahorrar 1000€ al año

¡C'est fini!

El verano llega a su fin y en menos de una semana la mayor parte de nosotros volverá a "la rueda", con más o menos ánimo, con más o menos ganas. Pero no me paso por aquí para hacer un copy&paste de lo que Pedro ya ha escrito (¡haz click aquí si quieres leerlo!). 

Septiembre se hace "cuesta arriba" para todos. La vuelta a la rutina, los gastos de colegios, actividades, los proyectos y sueños que hacemos realidad... vivir tiene un coste. Y yo soy una ahorradora de manual (aunque más de uno me diga que soy "rata"). Lo cierto es que no lo soy. Me gusta gastar y ahorrar a partes iguales, y no me resisto ante una buena oferta.


ofertas y descuentos

Mi visión se ha desarrollado estratégicamente para detectar a kilómetros los carteles de "OFERTA", "REBAJAS" y "ÚLTIMAS UNIDADES" de las tiendas. Tengo mil y una aplicaciones de descuentos, cashbacks y tarjetas de fidelización imaginables. Y esta propensión a analizar los descuentos en treinta segundos me ha llevado a hacer acopio de cosas tan dispares como bombillas led compatibles con dispositivos "smart home", una cantidad ingente de bolígrafos, lápices, subrayadores y carpetas, desodorantes, detergentes de lavadora, pastillas de lavavajillas y geles de ducha. Podría mentiros pero no lo voy a hacer, me ahorro al año unos 500€ gracias a esas compras no planeadas en los momentos idóneos. Eso sin contar los 200€ que suelo sacar de plataformas de cashback como pueden ser Igraal, o Beruby (mis favoritas).

Ahora os voy a contar un poco mi "modus operandi" y cómo vivo mi día a día. Podéis huir, no tenéis por qué leerme, por qué hacerme caso... pero creedme que merece la pena (aunque me tachen de obsesa del control, de las finanzas, de los cupones...)

De forma semanal suelo comprar en el Eroski (me gustan sus precios, los productos de su marca y el personal de esa tienda en concreto me tiene enamorada, es como ir a hacer la compra a un patio de recreo donde te cruzas con todos tus amigos). Pero volvamos al lío. Mi gasto medio semanal es de 100€. Cuando lo analicé, me di cuenta de que merecía la pena hacerse del Club Oro. ¿Qué es esto? Pues una tarjeta de fidelización con la que te devuelven el 4% (coste de 4.99€ al mes) o el 6% (coste de 6.99€ al mes) del importe del ticket en dicha tarjeta (para descontar CUANDO QUIERAS, sea el importe que sea (un plus que Carrefour no te ofrece al sacar el Cheque Ahorro de forma bimensual). 

Me vine arriba y contraté el 6%. ¿Hacemos cuentas?
  •     6.99€ al mes por 12 meses hace un total de 83.88€ al año.
  •     6% de reembolso con un gasto de 100€ a la semana por 52 semanas al año es igual a 312€.
  •     312€ menos los 83.88€ que cuesta la tarjeta nos dejan libres 228.12€ al año.
No sé qué pensará el ciudadano medio, pero a mí a final de año (por poner un ejemplo) me viene una personita a dar 228€ y me quedo más feliz que una perdiz.

Dentro de este importe no he contado los cupones descuento que añaden cada semana, lo cual normalmente hace que sume unos 2€ más de reembolso por cada una, lo que vienen siendo 104€ más al año (resultando en 332.12€ que gastarás en compra de forma gratuita, y por los que te volverán a reembolsar 19€ (ese famoso 6%). 

Pero esto no es todo. Como buena "compra-adicta" también tengo descargada desde hace un tiempo la aplicación para el móvil "PROMOS", que me devuelve unos centimillos por cada artículo que compro y que figura en su app (también entran las marcas blancas!). Esto hace que de cada ticket obtenga unos 0.40€, que se traducen de media en 20€ al año que muevo directamente a mi cuenta de Paypal (puedes moverlo a la cuenta bancaria también).

Seguimos en el "modo supermercado" y me declaro fan de las ofertas de los productos recurrentes de Amazon. Las ofertas en geles de baño, pastillas de lavavajillas, detergentes, suavizantes, desodorantes y latas de refresco me tiene cautivada. 

Os pongo un ejemplo práctico. Hace poco compré en Amazon el suavizante Vernel de Aromaterapia con Aceite de Jazmín y Lirio. En Carrefour tiene un precio de 3.29€ por unidad. Yo pagué 13,50€ por 8 unidades. Exactamente por el mismo. Pero la oferta de Amazon unida al 15% adicional de descuento al cogerlo de "forma recurrente" (aunque la recurrencia que planteé fue de 6 meses y lo más seguro es que la cancele gratuitamente de aquí allá) hizo que obtuviera 8 suavizantes por 1.69€/unidad. ¿Los necesitaba todos en ese momento? Claramente no. Pero el adelantarme y aprovechar la oferta ha hecho que me ahorre una gran cantidad de dinero. Y así con el desodorante Lactovit, cápsulas de lavavajillas de Fairy, café en monodosis Marcilla para la cafetera Senseo...

Ahora os puede parecer una locura, pero de verdad que se ahorra muchísimo dinero y las ofertas son muy fáciles de detectar.

¡Vamos con las plataformas de cashback!

Yo tan solo os voy a hablar de mis dos favoritas, básicamente porque el resto no me acaban de emocionar.


Empezaré por la primera que descubrí, Beruby

Obtengo una media de 100€ al año gracias a ella. Es tan fácil como entrar en la página en la que vas a comprar a través de su enlace. No tienes que hacer nada más. Las ofertas y el porcentaje que devuelven va cambiando, pero no te cuesta nada, ¿por qué no hacerlo?



Lo mismo pasa con Igraal. Es una plataforma de idéntico funcionamiento, solo que los porcentajes de devolución son mucho mayores normalmente.

Y yo no me caso con nadie, según lo que me devuelvan, utilizo una u otra (aunque para no engañaros os diré que en el navegador del ordenador tengo instalada la extensión de Igraal porque varían más los porcentajes, llegando a ser realmente buenos.

Sigamos con ejemplos. Ahora mismo (sí, hoy, 28 de agosto del 2022 durante todo el día), Beruby me devuelve en la plataforma Groupon (que adoro), un 7% sobre el importe de la compra. Y resulta que Igraal me devuelve el 20% (sí, has leído bien, ¡el 20%!). Aunque normalmente devuelven el 5%. Por lo que por regla general me inclinaría por Beruby... pero un día como hoy, sin duda compraría a través de Igraal (Y todo esto sin contar los cupones descuento que se pueden encontrar en Google).


Vale, ahora mismo estarás pensando "pero esta chica no está bien de la cabeza"... Y posiblemente tengas razón. Pero la realidad es que yo este año he obtenido más de 350€ de compra gratis mientras tú la has tenido que pagar. También he obtenido descuentos gracias a la web proximaati, que recientemente ha estrenado su propia aplicación móvil "La Cuponera".

También soy miembro de Waylet, Carrefour, Alcampo, José Luis Joyerías, Fifty y cualquier tienda que me ofrezca algún tipo de fidelización que me pueda compensar. También me hice en su momento y por las ventajas las tarjetas Bnext, N26, Vivid (esta última me reportó limpiamente en dos meses de uso 85€)...

Los auténticos chollos están para nosotros, sólo hay que encontrarlos. Y recurrir a todo tipo de plataformas que hoy en día nos facilitan la vida. 

Así que, queridas/os lectoras/es, os animo a economizar. A observar los precios, las estadísticas, a navegar por las distintas plataformas que nos permiten ahorrar euro a euro una pequeña cantidad que, al final de año, puede significar una pequeña escapada, capricho o vicio consentido.

27 agosto 2022

El Blog del Marketing

Anuncio Red Bull y Max Verstappen. El camino a la realidad

Casi parece un publi reportaje por su duración (más de 6 minutos), pero la verdad es que tenemos que reconocer que la creatividad y el saber hacer de Red Bull para volver a captar la atención de los aficionados a la Fórmula 1 son notables, y os aseguro que vais a pasar un buen rato con este vídeo que os dejo a continuación.

Con vuestro permiso, no voy a hacer spoiler, pero creo que merece la pena verlo.


22 agosto 2022

El Blog del Marketing

Carta dedicada a los que tienen depresión postvacional

depresión postvacacional

Querido depresivo post-vacacional, incluso asumiendo que lo de la "depresión" es una desafortunada y alegre forma de decir que se te está haciendo duro aquello de volver de las vacaciones, me gustaría escribirte unas líneas con la ridícula ambición de que quizás alguien pueda hacerse eco de este post y compartiéndolo, pueda llegarle a más gente que, como tú, vivís en un mundo irreal y os dejáis arrastrar por la guinda del pastel, sin tener en cuenta el homenaje gastronómico que acabáis de pegaros.

La vuelta al trabajo ha de ser afrontada con normalidad. Creo que evitaré la palabra alegría, pero sí opino que al menos debemos normalizar algo que -si tienes suerte de disfrutarlo- ocurre cada año de vida laboral de cada uno de nosotros (los que tenemos la suerte de tener trabajo). Y creo que al menos debemos intentar normalizarlo, por varios motivos:

  • Incorporarte de las vacaciones significa que las has disfrutado, cuando hay mucha gente que no tiene la suerte de poder salir de su lugar de residencia por temas económicos o familiares, o (más importante) porque no tienen un trabajo y por tanto, sin trabajo no hay vacaciones (igual que en el chiste, si no hay brazos, no hay galletas).
  • Volver a la oficina o al teletrabajo después de tus vacaciones significa que has podido hacer un break en tu día a día de preocupaciones y rutinas y -lo más normal- es que te hayas ido a la playa, a la montaña o a algún otro país a descubrir otras culturas y otras gentes. No suena mal, y te animo que cuando tengas esa sensación de síntoma postvacacional que acaba cada año en los telediarios, te des cuenta de que eres un privilegiado.
  • No soy de los que encuentras en la oficina estos días y te sueltan un "ya tenía ganas de marcha y de vuelta a la oficina". No. Yo podría vivir en "modo vacaciones" cada día de mi vida, así que valora que hayas podido hacerlo durante unas semanas, ya que ahora te toca esperar algo más de once meses para volver a disfrutarlas. Si quieres te pregunto en mayo por esas ganas de marcha, a ver qué tal vas, machote.
  • Intenta recordar los días que has pasado con tu familia o con tus amigos (o sólo, si no querías a nadie a tu lado y preferías disfrutar de tu soledad). Odio esa respuesta automática cuando le preguntas a un compañero por sus vacaciones: "Pufff... olvidadas. Ya no me acuerdo". Qué triste es tu vida, macho. O qué memoria tan floja. Recuérdalo, porque muchos de esos momentos te van a servir de gasolina cuando las cosas se tuerzan durante el resto del año.
  • Sueña con tu próximo viaje, tus siguientes vacaciones. Así tendrás un objetivo que perseguir cuando tengas esa sensación de "día de la marmota", entrando a trabajar de noche y saliendo de la oficina de noche. Un poco de luz y color te ayudarán en esos momentos de oscuridad, puedes creerme.

Hay muchos motivos por los que tratar de erradicar de nuestras vidas esa sensación de que cualquier tiempo pasado fue mejor. Sobre todo porque no tiene por qué ser así. Vive el momento. Disfruta del presente y sueña con el futuro. No mires atrás, porque te aseguro que vale de bastante poco. Sé optimista para intentar ser feliz. 

Todos tenemos nuestra cuota de "problemas". Mayores o menores en función de la forma de afrontarlos de cada uno... y es que mucho es cuestión de actitud y de saber disfrutar de la vida (incluso de las situaciones negativas que a veces la vida se empeña en ponernos por delante).