Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

5 de abril de 2011

Santander no es caro (cuando lo importante es la velocidad)


El otro día os hablé de una polémica campaña llevada a cabo por Media Markt, el retailer gigante de informática, al hilo de la apertura de su nuevo centro en la ciudad de Santander (ver aquí).

Lo que ocurrió básicamente fué que el ayuntamiento de la capital de Cantabria y otros estamentos del sector del comercio e industria, protestaron por lo que, según ellos, era un descrédito contra el comercio y la imagen de Santander ante una campaña con el claim "Santander es muy caro. ¡Esto se va a acabar!". Como comenté, un claro síntoma de inmadurez y -si me permitís- una soplapollez digna de un niño enrabietado.

Aquí tenéis el motivo de dicha pateleta, este poster que aparecía en marquesinas de autobús en Santander, y este trailer situado en pleno paseo de Pereda.





Hubiera esperado algún tipo de reacción de algún competidor de Media Markt aprovechándose del ruido y la notoriedad generada a lo largo y ancho de Cantabria y también -por qué no decirlo- en la blogosfera, con entradas como la que hice en El blog del Marketing hablando sobre ello. 

Pero gracias a un lector del blog (Ideas contadas) descubro que "el más rápido del lugar" no es otro sino una compañía de construcción inmobiliaria que a pesar de la que les está cayendo, demuestra saber aprovechar las oportunidades y de paso conseguir un poco de visibilidad en un canal como Internet gracias a su ingenio y velocidad de reacción.

Si muchas veces hemos leído aquello de que "quién da primero da dos veces", ahora podríamos hablar sobre la importancia de la velocidad de reacción. Aprovechar lo generado por otros. Demostrar cintura, tanto para aprovecharse de algo como para evitar marrones. Cierto que es algo propio de pequeñas empresas, pero no es menos cierto que en el entorno de competitividad extrema en el que vivimos, los que tengan cintura y velocidad de reacción serán quienes mayores oportunidades de supervivencia van a tener.

Fijaros en el cartel para exteriores que hicieron la gente de ECC Viviendas. No tiene derperdicio.


Cierto es que para cerrar el círculo deberían mejorar muchísimo la interfaz y el diseño de dicha página web, porque lo único que han hecho es tener una página web a modo de extensión comercial. Pura y dura. Sin ningún tipo de concesión a la galería y descuidando una parte de la atención generada en un cartel en el que además del ingenio destacan un teléfono (poco práctico si haces búsqueda de vivienda) y una página web a la que habrán acudido unos cuantos usuarios que, descubrirían al poco tiempo de navegar por la página una imagen que poco o nada tiene que ver con la demostrada en sus carteles publicitarios.

En fin, que el mundo no es perfecto, pero que sólo quién hace las cosas se equivoca, y no hay peor gestión que la que no sea hace. Dicho así, mi enhorabuena para ECC Viviendas, aunque modestamente les recomendarían que invirtieran unos euros en su página web, y quizás la gente de Grupo Vermon puedan ayudarles.