Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

6 de noviembre de 2015

IKEA soft toys. Como convertir un concurso de dibujo infantil en un proyecto social



Justo ahora que se acerca la Navidad me entero gracias a mi hermano de una bonita campaña y acción social que fue realizada por la fundación de IKEA para ayudar a los niños de aquellas regiones más desfavorecidas-

Se trata de una original campaña que arranca de un simple concurso de dibujo. Miles de niños de todo el mundo participaron en un concurso del que salieron 10 ganadores. Esos diseños que fueron considerados los mejores son los que podéis ver a continuación,... pero lo mejor viene después.

IKEA se comprometió a convertir dichos 10 dibujos en 10 muñecos de peluche, y de cada unidad vendida, dedicarían 1€ a proyectos para la educación infantil vía Unicef y Save the Children. Una bonita iniciativa que -al margen de los beneficios que le reporte al gigante sueco- nos hace creer en que si todas las empresas dedicaran un pequeño porcentaje de sus ingresos a este tipo de acciones, la vida para muchos sería mejor. Seguro que habéis oído aquello de RSC (Responsabilidad Social Corporativa)

Os dejo los dibujos para que les echéis un vistazo,... pero os espero unas líneas más abajo para seguir leyendo











En este vídeo animado IKEA cuenta en boca de los propios peluches, como funciona la campaña y por qué la han creado. Para que muchos niños que antes no tenían oportunidades puedan tenerlas en un futuro, y cómo de cada muñeco vendido, 1€ irá destinado a proyectos de educación infantil para los más desfavorecidos.

Con esta acción se consiguieron 77 millones de Euros dedicados a este proyecto, que ayudó a 11 millones de niños a tener instalaciones o material escolar. Si quieres participar en la campaña comprando un peluche de modo que tu también hagas tu aportación a dichos proyectos de educación infantil, este es el link donde puedes comprar cualquiera de los diseños que acabo de mostrarte.


Y a continuación el proceso de creación de los peluches y la comparativa real de cómo quedan esos dibujos hechos por los niños en la vida real, y la reacción de los pequeños al ver que su sueño en forma de dibujo era convertido en realidad y en forma de primicia recibieron uno por uno el peluche que ellos mismos habían -sin saberlo- diseñado para IKEA y para que muchos niños tuvieran las cosas un poco más fácil en su vida.