Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

19 de marzo de 2014

Conseguir el primer cliente y los siguientes invirtiendo lo mínimo. #bloggerInvitado


Muchos podríamos pensar que actualmente y gracias a las redes sociales hacer llegar nuestro cupón de descuento es muy sencillo, simplemente mandar un e-mail a nuestros contactos presentando lo buena, bonita y barata que es nuestra tienda y enviarles un  cupón de descuento promocional invitándoles a usarlo.

Bajo mi punto de vista, esto es un error… me explico: recuerda que estamos en el proceso de captar nuestro primer cliente, que debe ser quien haga nacer y crecer nuestra cartera de clientes. ¿Hace cuánto tiempo que no llamas por teléfono a tus amigos? ¿No te apetecería hablar con ellos? Este momento es una excusa genial para ponerte en contacto con ellos y ver qué tal les va, hablar con ellos de multitud de temas y, de paso, presentarles tu tienda y tener un detalle entregándoles un código promocional en persona.

A pesar de que puede llevar algo más de tiempo, el contacto humano es primordial, en primer lugar porque es divertido, y segundo porque hablar con tus amigos puede hacer crecer nuestras oportunidades de negocio y que ellos mismos nos recomienden a otra persona con quien hablar sobre nuestro proyecto. Además, cuando tengan cualquier problema con nuestra tienda se sentirán más comprometidos para llamar y explicarnos qué incidencias han encontrado y cómo poder mejorarla.

Igual que los entrenadores de fútbol les inculcan a sus jugadores la filosofía del “partido a partido”, en una tienda online nuestra filosofía sería el “cliente a cliente”.

A partir de este momento en el que hemos conseguido que nuestros contactos más cercanos prueben nuestro producto y se lo cuente a sus amigos, ¿cómo podríamos incentivar que estos se lo contasen a la vez a los suyos?

Para explicar mejor el siguiente concepto importante se me ocurre una famosa empresa de cosméticos que se anuncia en televisión, revistas y donde pueden (no quiero dar nombres). Dicha empresa ofrece a las mujeres la posibilidad de ser distribuidoras, de vender sus productos, a cambio de una comisión. ¿Te suena? Si aún no sabes de lo que hablo, el anuncio en televisión lo protagoniza Chenoa. Ya no puede haber dudas.

Este modelo de negocio se llama “red de afiliación”, que traducido al lenguaje online, es un sistema que permite publicitar nuestros productos o servicios a través de una red de webs o páginas relacionadas con el público de nuestra tienda y pagar un determinado importe en función de las ventas que dichos anuncios consigan.

Es una fórmula muy efectiva para incrementar el número de clientes adheridos a nuestra red y no es incompatible con que establezcamos un esquema de distribuidores propio para nuestra web.

Una buena forma de empezar con este sistema sería crear un código promocional de apadrinamiento. Por ejemplo, podríamos proporcionar un 5% de descuento a nuestro cliente y una recompensa de otro 5% al que nos lo haya presentado. Si no queremos realizar abonos en metálico, lo podemos acumular como porcentaje de descuento adicional en próximas compras que nos hagan o en el envío de productos gratuitos.


El objetivo es provocar que nuestros propios usuarios nos presenten nuevos clientes que puedan incrementar nuestros beneficios sin altos costes en publicidad.
_________________________________________________________________________________
Blogger invitado: Pablo Pozuelo Parrado

Publicar un comentario en la entrada