Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 de abril de 2011

Cosas que me revientan (en la empresa)

Otra vez más tenemos temática obligada en El reto blogger. Y esta vez -volviendo a ser muy "originales"- la temática elegida es "Cosas que nos revientan", así que yo voy a centrarlo a cosas o comportamientos que me revientan en el trabajo, o al menos en entornos profesionales.


  • Me revientan los listos: La gente que se piensa que sabe de todo, que son elegidos por la varita de los dioses (o del consejero delagado de turno) y que parece que todo el resto de gente a su alrededor no hace sino malgastar su tiempo porque, con sus artimañas y con su seniority (supuesto o auto-convencido) les vale para su objetivo, que normalmente es morderle la mano a quién le da de comer.
  • Me revientan los trepas: Gente que se aprovecha de los demás en su propio beneficio. Ojo, que considero lícito y humano querer ascender, pero me revientan los que lo hacen aprovechándose del trabajo de los demás y haciéndolo suyo, los que se ponen medallas que no les corresponden y los que se autodenominan salvadores de los designios de la compañía.
  • Me revientan los tonto-vagos y los vago-tontos: Especímenes muy habituales en el tejido empresarial nacional y que además de no tener suficiente formación o aptitud, tienen un problema de actitud (lo cual es más grave todavía). Que conste que doy por hecho que no todo el mundo puede ser brillante en la empresa. Sin ir más lejos, pienso que los brillantes -por desgracia- no abundan, pero partiendo de la base de esa "normalidad", el resto de las carencias pueden suplirse con trabajo y con ganas de aprender.

  • Me revientan los falsos: Gente que parece super amable contigo cuando en realidad les importas una mierda, pero seguramente fruto de sus propias inseguridades, no se atreven a manifestarlo. Suele ocurrir que esta gente que en la cafetería de la oficina regalan sonrisas y palmaditas en la espalda, en una sala de reuniones hacen lo imposible por no colaborar y posiblemente por la calle no te saluden (simulando que no te han visto)
  • Me revientan los pelotas/networkers: Bastante en relación con muchos de los puntos anteriores, así que quisiera matizar. Me revientan los que sobreviven a base de relaciones y nada más. Son gente que sobreviven gracias a sus relaciones internas y/o externas, que con frecuencia sueltan aquí y allí frases que han escuchado en distintos foros de conversación, pero que si rascas un poco... descubres que no hay nada. Por suerte son gente que antes o después son descubiertos, pero que gracias a esas relaciones o apariencias, suelen conseguir otro trabajo con cierta facilidad. Y todo vuelve a empezar.

  • Me revientan los cotillas: Los come-pasillos. Gente que no se sabe bien donde se sientan, pero que todos tenemos claro cual es su lugar favorito en la oficina. La cafetaría, la zona de fumar (la puta calle, vamos), los baños y por supuesto, los pasillos. Esta especie incluso es capaz de meterse en una sala de reuniones simplemenet por cotillear y mal-meter de cualquiera que en ese momento aparezca por allí. Por supuesto no son excluyentes de cualquiera de los puntos nombrados con anterioridad.

Y a ti, ¿qué perfil es el que no soportas y más has visto en tu carrera profesional? Seguro que hay más que quieres compartir con los lectores de El blog del Marketing.

9 comentarios :

Anónimo dijo...

Me revienta la gente que cree que puede disponer de tu vida, poniendo reuniones a las 17:00, que se supone que no van a durar más de una hora y se alargan hasta las 20:00. ¡Hay vida despues del trabajo!

Sr. Macwire dijo...

Te das cuenta que los casos que has detallado constituyen el 80% de las plantillas de las empresas. Que pocos trabajadores tienen el concepto que el bien del equipo bien gestionado puede mejorar el bien individual. Pero por desgracia vivimos en el pais del escaqueo y de la envidia.

Un saludo

Crazy for little things dijo...

Te recomiendo que te pases por mi blog, porque tengo una teoría sobre los listillos muy interesante y otra sobre los getas, que a mi también me revientan, y las presonas hipócritas y variables...buff no puedo con ellas, las variables me desestabilizan, no sabes si van de buen royo o no, los hipócritas tienen la habilidad de caer bien.

unapausaparalapublicidad dijo...

Los que mas me revientan, los trepas, sin ninguna duda. Son como parasitos

Susana de Pablos dijo...

Me revientan los vago-dinámicos. Son muy activos, no paran: hablan por teléfono, se levantan y hablan con los compañeros, se van al pasillo, y hablan con alguien allí también, no paran, ni un minuto... pero, finalmente, son absolutamente improductivos.

Pedro dijo...

grandes comentarios... grandes lectores en el blog

completamente de acuerdo con ese magnífico concepto del vago dinámico (un clásico de la empresa española) y con que en la mayoría de los perfiles se encuentra una asociación de los anteriores...

y en cuanto al comentario anónimo del jefe que dispone del tiempo de los demás...peor aún es el que considera que sus reuniones y su agenda prioriza sobre la del resto del mundo y has de anular todo tipo de reuniones por y para coincidir con el listo de turno

salu2 y gracias por comentar!!!

Anónimo dijo...

Dios mio, describirme a alguien normal, porque creo que los conozco a todos jejeje. Muy buenas las descripciones, pero cual es el perfil perfecto para trabajar en equipo?, porque no es nada fácil.

Pedro dijo...

Anónimo, gente normal hay (y afortunadamente suelen ser mayoría)

Y en cuanto al perfil, bastaría con gente que piense más en el equipo que en sí mismos, que tengan ganas de colaborar, que no traten de apropiarse de los éxitos ajenos, y qeu se alegren de ellos,... mil cosas, pero sobre todo, gente normal.

Se puede ser ambicioso profesionalmente haciendo las cosas bien. Seguramente no se ascienda más rápido, pero sí más seguro

Salu2

Anónimo dijo...

Interesante, muchas gracias Pedro... pero a veces la transparencia no se valora y por norma sueles ser una amenaza por lo que el perjudicado sería el empleado ideal y el que nunca llegaría a nada. No sé es un pensamiento que tengo analizando lo que ves en muchas empresas. Esto daría un debate interesante y largo.