Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 de mayo de 2010

Elige una. Morirá de igual forma

Uno de cada diez asiamericanos está infectado con el virus de la Hepatitis B

Encuentro una noticia en El Mundo de esas que aluden al poder de la estadística con una imagen que busca impactar en el público que lo lea.

Se trata de una foto con 10 mujeres asiamericanas y el mensaje (crudo, por cierto) es: ¿Cuál de ellas merece morir?

Si hacemos caso a la estadística, un 10% de los ciudadanos asioamericanos está infectado con el virus de la hepatitis B, mientras que en el resto del mundo ese porcentaje no supera el 0,1%. Entonces, ¿cuál es el motivo de que en EE.UU. se preocupen tanto por dicha enfermedad?

Para empezar se atribuye a la hepatitis B como la causante del 80% de los casos de cancer de hígado, y casualmente San Francisco (que es la puerta de entrada al país de dicha comunidad) tiene el índice más alto de todo el país en tumores hepáticos. ¿Por qué? Por el alto porcentaje de poblacion asioamericana que ha desarrollado la hepatitis B.

Así que lo que pretenden es concienciar a la población y advertir de las bonanzas de descubrir la enfermedad a tiempo. Un simple análisis de sangre puede ayudar a que los efectos de la misma no sean tan severos y por tanto la calidad de vida de los afectados (y potenciales infectados) mejore sustancialmente.


Algunos datos de la hepatitis B


Se calcula que aproximadamente entre 350 y 400 millones de personas en el mundo tienen hepatitis B. El virus ataca el hígado de forma silenciosa, sin dejarse notar, sin provocar síntomas hasta que el fallo hepático ya es evidente y está muy avanzado. Esta hepatitis se puede contagiar por vía sexual, por transmisión vertical -de la madre al hijo-, por transfusiones de sangre o por pinchazo con agujas contaminadas. Los hijos de madres con infección activa enferman en más del 90% de los casos si no son protegidos adecuadamente.
Con frecuencia, la infección aguda pasa desapercibida o transcurre como si fuese una gripe. Algunos pacientes se curan sin secuelas y tienen una inmunidad tras haber pasado el cuadro. Otros, los portadores crónicos, mantienen su capacidad de contagiar a los demás aunque ellos no desarrollan la enfermedad. Un tercer grupo de pacientes puede cronificar la enfermedad y desarrollar hepatitis crónica o cirrosis y también tienen la capacidad de contagiar la enfermedad.
(fuente, El Mundo)

1 comentarios :

Lydia dijo...

Hi, nice blog & good post. You have beautifully maintained it, you must try this website which really helps to increase your traffic. hope u have a wonderful day & awaiting for more new post. Keep Blogging!