Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

27 de mayo de 2010

El número de teléfono de la muerte retirado de la circulación en Bulgaria


La policía búlgara ha cancelado el número de teléfono 0888.888.888 después de que, tras la muerte en extrañas circunstancias de sus tres últimos propietarios, se hicera famoso como "el número de la muerte".

Dios mío... el fin del mundo está cerca y Satanás nos acosa. Ha decidido empezar por Bulgaria, territorio de sobra conocido por su relación con Belcebú y sus tribus satánicas.

No os perdáis esta noticia que -por no tener desperdicio- copio y pego de Yahoo News (gracias Josemi por la info)


El primero en poseer este número de móvil fue un empleado de la compañía telefónica Mobitel, que murió en 2001 de cáncer con sólo 48 años. Cricularon entonces rumores sobre una mano negra de competidores que lo habrían envenenado con material radioactivo, provocándole la enfermedad.
El número pasó a continuación a un jefe de la mafia búlgara, Konstantin Dimitrov. En 2003, mientras visitaba Holanda para supervisar sus redes de narcotráfico, Dimitrov fue tiroteado por un sicario y declarado muerto con 31 años.
El tercer dueño de la combinación fue el empresario Konstantin Dishliev, tiroteado en 2005 a la salida de un restaurante indio de Sofia. Desde entonces el número de movil obraba en posesión de la policía búlgara, que ha decidido finalmente cancelarlo.

Que digo yo que me parece muy bien que intentemos que el Diablo y sus secuaces no se cuelen en nuestras vidas, pero que un poco de sentido común estaría muy bien.
Analicemos pausadamente cada uno de los casos:

1.- Un tipo de muere de cáncer. Caramba. Eso si que es un claro caso de influencia satánica. Es más que posible que en Bulgaria los casos de cáncer los relacionen con muertes provocadas por el diablo. 
2.- Un narcotraficante y jefe de una mafia que es tiroteado con 31 años. Es evidente que resulta sumamente misterioso que un tipo con dicho perfil pueda morir antes de tiempo. Una vida tranquila y dentro de la más absoluta normalidad no merece terminar así. Desde luego que las autoridades -con gran criterio- han hecho bien en analizarlo dentro de la casuística de "muertes satánicas"
3.- Un empresario que muere tiroteado. Aquí es dónde encontramos las mayores contradicciones. Con ese nombre ruso cabría estudiar la posibilidad de que estuviera relacionado con algún grupo mafioso, pero prefiero no hacer suposiciones... no se que Satanás se cuele en mi vida e infecte mi teléfono y, por tanto, quede expuesto a una de esas muertes misteriosas