Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 de abril de 2010

Un diseñador gráfico saca los colores a Palm

La verdad es que Internet te da historias a las que dificilmente tendríamos acceso por los medios tradicionales. Hay tantas páginas, tanta información y tanto contenido que sólo hay que darse una vuelta para encontrar noticias e información realmente curiosa.

Es lo que me pasó el otro día dando una vueta por El Confidencial, uno de esos diarios online que siempre le da una vuelta de tuerca más a las noticias y dónde además encuentras noticias como la que voy a contaros a continuación.

De todos es sabido que Palm (la empresa que tempranamente atacó el concepto de lo que ahora llamamos smartphone y que antes denominábamos PDA's, pero que ha terminado convergiendo) está sufriendo desde hace algún tiempo el rigor de la feroz competencia entre fabricantes de telefonía móvil. Nuevos jugadores como Apple y LG han denostado a compañías como Palm, Motorola e incluso Sony Ericsson... que están sufriendo desde hace algún tiempo lo indecible.

Pero el caso de Palm es más sangrante aún. Pusieron todos los huevos en la misma cesta. Y la cesta se llamaba Palm Pre, el último smartphone de la marca americana que, basado en su sistema operativo web OS podría plantearse volver a la batalla si no fuera porque el spot mundial de dicho producto apenas ha sacado a relucir las bonanzas de dicho sistema operativo.

Y en estas estamos, cuando un diseñador gráfico sin ninguna relación con Palm decide crear con su agencia un spot tratando de resumir en 20 segundos la potencia de dicho sistema operativo en un anuncio realmente sencillo y efectivo que ha sacado los colores al departamento de marketing de Palm y ha generado muchísimo ruido en Internet, hasta tal punto que miles de fans de la marca le están instando  al fabricante a que contraten los servicios de dicha agencia y se olviden de las creatividades que están sacando a la luz últimamente.



Está claro que tan importante como tener un buen producto es saber comunicarlo, generar viralidad y la necesidad de comprar el producto, poniendo en su mano el potencial del mismo. Si tienes un producto magnífico pero solo lo sabes tu... te irá mal.