Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

26 de septiembre de 2019

Si somos lo que comemos...¡miedo me da!

No sé qué mañana de qué día de esta semana, con taza de café en mano, abro el Twitter y leo: 



Asocio la noticia al azúcar y pienso "Vaya, al fin se han dado cuenta de lo perjudicial que es para la salud", pero al abrir el enlace veo que la prohibición no solo afecta a galletas y batidos de chocolate (que no entiendo por qué no se nombran los batidos de otros sabores), también a yogures y cereales; y que no solo habla de azúcar, también se nombran las grasas saturadas y alimentos con alto contenido en sal.

EVIDENTEMENTE, y de forma inmediata, me puse a bichear en Internet, buscando info sobre campañas de prohibición de alimentos en España, sin éxito alguno. Alguno en contra del uso de plásticos de un solo uso (vlr) en contacto directo con alimentos, y otros fomentando el consumo de súperalimentos, la campaña de cinco piezas al día, tres lácteos al día (entre la tarea, las extra escolares y todo lo que se tienen que comer...😩), pero nada relacionado con la noticia que nombro. Así que "googleo" "prohibición publicidad España" y los resultados que me salen, además de enlaces relacionados con la legislación publicitaria, son sobre la campaña contra el tabaco y la campaña contra el alcohol. ¿nO os preocupa la comparativa de las campañas teniendo en cuenta que una trata de alimentos? ¡Que la otra es sobre tabaco y alcohol!



La noticia dice que la lista de alimentos permitidos por el tanto por ciento de ingredientes aceptables está basada en las recomendaciones de la OMS. Supongo que los niños del país vecino serán más golosos que los nuestros o que Portugal tiene la piel muy finita a la hora de alimentar a sus cachorros, porque aquí, que yo sepa, no se ha escuchado nada. ¿O sí? (Si se ha escuchado algo al respecto, decídmelo, porfa, porque yo reconozco vivir un poco aislada del mundo a veces y, además, los lectores se merecen la mayor y real info posible). O es que a lo mejor los productos lusos no tienen la misma calidad que los españoles. ¡A saber! 

Sea como fuere, yo animo a abandonar la bollería/bebidas industriales, para recuperar las meriendas de pan (pero de pan del bueno, de panadería) con aceite de oliva virgen extra, o con chocolate, los bocadillos de chorizo, las tostadas con mantequilla, el vaso de leche con cacao, la fruta, los zumos naturales, los frutos secos y todos esos alimentos que ahora llaman de "realfood" y que es lo que se ha comido toda la vida de Dios en mi casa.

No hay comentarios: