Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

1 de octubre de 2015

¿Puede decirse que vivimos en una sociedad machista?

Hace poco hablaba con una amiga sobre el machismo que según ella domina la sociedad de cabo a rabo, así que me he decidido a dar mi versión sobre ello 

Asumo que a pesar de que me considero un tipo con cierta empatía puede parecer algo aventurado que desde mi posición masculina opine sobre un tema tan controvertido como el machismo, pero -como hago siempre- prometo dar mi visión sincera y  honesta sobre el tema.

Pero para empezar creo que lo justo es sentar las bases de lo que se considera machismo y que, en grandes líneas es definido como la actitud de prepotencia de los varones sobre las mujeres

Lo cierto es que por desgracia se habla de machismo o de actitudes machistas en varios ámbitos de la vida:

Machismo en la familia:

Relacionado con las estructuras familiares patriarcales, donde el padre es quién lleva la voz cantante (obsérvese como evito intencionadamente aquello de "llevar los pantalones" por su matiz machista). Me parece algo ridículo y propio de la Edad Media. Hoy en día -y hablo al menos de mi experiencia y de lo que veo a mi alrededor a mis 41 años- es absurdo pensar siquiera en quién manda.

En mi caso las tareas del hogar se dividen y no andamos con un medidor de derechos u obligaciones. Simplemente cada uno de los dos tiene unas "áreas de responsabilidad" que no son exclusivas pero si frecuentes y justificadas por diferentes motivos. Creo que el machismo es marcar los límites por definición, sin otra explicación ni justificación.

Mi mujer tiene un trabajo que le permite tener más horas disponibles, si bien esa disponibilidad la emplea en recoger a los niños y todo lo que va detrás (tareas, baños, etc) al menos hasta que yo llego a casa que, por desgracia, siempre es más tarde de lo que me gustaría. Por contra yo me encargo de las comidas, cenas y demás aprovisionamientos, del tema financiero, ... y de otras cosas

A lo que me refiero es que ella lleva el peso de la casa, pero eso no significa que sea una esclava del hogar o que esté recluída haciendo las tediosas tareas del hogar por ser mujer. Nos repartimos las tareas conforme al tiempo disponible y también a los gustos (A mi me encanta cocinar y ella lo odia. A mi me gustan los cacharros tecnológicos y ella es un paquete en eso... etc, etc, etc)

Igualmente que da igual lo que cobre cada uno. El dinero va a una única cuenta común y nadie mira quién gasta más que el otro, ni nadie se siente mejor o peor por ganar más o menos. 



Machismo en el trabajo:

Esto tengo que decir que no lo he visto jamás. Me explico. He conocido a gente machista en el trabajo, pero no creo que sea algo generalizado... al menos en mi entorno y en mi tipo de trabajo. No dudo que habrá otros sectores y otros tipos de trabajo en los que esto ocurra, pero al fin y al cabo lo que intento contar en este post es mi visión del machismo basada en mi experiencia (no en lo que ocurre por ahí)

Es cierto que hay cosas que cantan demasiado. Las estructuras de los comités de dirección dejan ver que seguramente si haya machismo en los altos niveles directivos de las empresas, pero en mi forma positiva de ver las cosas, lo interpreto como una situación personal (no forzada) de la mujer, que sacrifica voluntariamente su desarrollo profesional en aras de sus hijos, para involucrarse más en su cuidado, educación, etc.

Pero también conozco amigas que han decidido no hacer esto y empujar fuerte sin tomar decisiones que -por desgracia- son tomadas en muchas ocasiones como una "renuncia" o un "echarse a un lado" tan solo por querer conciliar familia y trabajo. De todos modos, si creo que hay empresas con una cultura de empresa con matices machistas, pero también creo que hay otras empresas (anglosajonas) donde eso está -por suerte- superado.

Personalmente trato igual a todo el mundo. Independientemente de su puesto y por supuesto de su sexo... y espero que si algún día no es así, alguien me pegue una colleja y me lo diga abiertamente.


Machismo sexual:

Esto daría para una entrada en sí mismo, pero llevo ya una entrada más larga de lo que me gusta, esto no deja de ser un blog de... ¿marketing?, así que dará cuatro matices de lo que a veces leo o escucho al respecto del machismo en el sexo.

¿Acaso el sexo tiene sexo? Es como lo de los ángeles... ¿esos no tienen sexo, no? El sexo debe ser disfrute, sin importar quién lleva la voz cantante que -idealmente al menos en mi opinión- puede ser uno, el otro o los dos. No entiendo de posturas machistas (¿el misionero lo es? ¿el sexo anal es una representación del machismo?) ni tampoco creo que las haya feministas (ella encima o mil cosas).

Ni que una mamada (perdón por la palabra, pero lo de felación me parece una ordinariez) sea un acto machista... ni viceversa. 

El sexo es (o debería ser) diversión y disfrute. Punto. Lo demás es rizar el rizo.

Igual que no creo que las actitudes hacia gays o lesbianas tengan nada que ver con el machismo. Tengo, he tenido y tendré amigos de todas las tendencias sexuales. Porque no miro a mis amigos en función de si les gusta un tio, una tia o ambos. Son mis amigos y los respeto por ello. Quién no respeta es un retrógrado y seguramente sea un problema de educación... pero no de machismo (opino)

Es cierto que por ejemplo hay casos que por desgracia vemos todos los días en los telediarios con el titular de violencia machista o violencia de género, en el que muchas mujeres son víctimas de COBARDES DE MIERDA que abusan de su fuerza para pasar por encima a sus mujeres, novias, etc... después de haberlas sometido durante años a una tensión psicológica brutal. Ocurre y es una maldita desgracia, pero no creo que esos cabrones nos representen al resto de hombres. Al menos a mi no... y me averguenzo de cada caso que veo, como seguro que lo hace cualquiera con dos dedos de frente.


En fin, que seguro que hay machistas por ahí suelto, pero yo no me considero uno de ellos. Pero lo más importante es que estoy en disposición de asegurar que tampoco lo son el gran porcentaje de amigos y conocidos a mi alrededor (alguna excepción hay, pero por estadística es lo normal, supongo).

Y como esto no deja de ser una herencia cultural de hace cientos de años y que con el paso de las generaciones se está normalizando todo... espero que mi hijo piense que su padre era un tio normal y corriente, sin ningún tipo de matiz añadido y que su generación aún sea mejor que la nuestra... y así sucesivamente.