Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

19 de febrero de 2014

IKEA nos enseña cómo hay que comprar en sus tiendas #TocateLosHuevosMariloli

La verdad es que a veces no entiendo a algunas empresas / marcas en el uso de algunos canales de comunicación como pueden ser -por ejemplo- las redes sociales.

Y en este caso no hablo de la pericia o la torpeza de un community manager haciendo uso (práctica ya habitual) con bastante ligereza del perfil de Twitter, o usando el muro de Facebook de modo poco profesional, borrando comentarios o sencillamente permitiéndose el lujo de no contestarle a su cliente.

¿os imagináis un caso en el que un cliente entra en una tienda (física), pregunta a la persona que está detrás del mostrador y esta se queda muda sin dignarse a contestar?. Para mi es algo parecido. No solo es falta de educación y "mala praxis", sino que además es una oportunidad de venta desaprovechada y -con toda probabilidad- un cliente que no volverá a tener intención de compra en nuestro establecimiento.

Yo odio IKEA. Lo he comentado alguna vez. Pero creo que es una gran empresa que ha sabido aprovechar un nicho de mercado y -agarrándose al precio- ha sabido perfectamente cómo llegar al cliente y convertir sus centros en verdaderos puntos calientes de compra, allá donde deciden montar un IKEA.

Pero el vídeo que han colgado (y compartido) hoy en Youtube, me parece una gilipollez. ¿Instrucciones de cómo comprar en IKEA? ¿Acaso es necesario?



Te recomiendan que mires bien el catálogo, que al llegar a la tienda encontrarás todo lo necesario (lápiz, papel y una bolsa para lo que caiga durante el trayecto de la compra)... y aún más... te indican cómo recoger lo que compras (con tus propias manos / riñones), para sacarlo de la estantería, llevarlo a la línea de caja, depositarlo en la cinta para poder pagarlo, volver a meterlo en el carro, acercarlo al coche, jugar un tetris con las cajas que no caben en casi ningún coche (a pesar de que se vanaglorien de que son bastante planas), llevarlo a tu casa, y montarlo tu mismo.

Joder. No se que os habrá parecido a vosotros, pero a mi me parece que en cierto modo, en vez de ayudar, se están riendo de todos nosotros. ¿Y nadie habla del tortuoso camino hasta la caja? Aquello es un laberinto perfectamente estudiado para que sin darte cuenta (y esto es mitad éxito suyo y mitad error consumista nuestro) acabes con la maldita bolsa amarilla hasta los topes de pequeñas cosas que al llegar a casa no sabes muy bien por qué has comprado.

En fin, que encima de cornudos, apaleados. Gracias IKEA, you make it really simple!! Indeed