Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 de octubre de 2013

¿Por qué no me he dedicado al marketing?

Es una pregunta que me hacen con cierta frecuencia, y a la que dificilmente consigo responder de una forma lógica y ordenada.

- Oye Pedro, y si tanto te gusta el marketing, las redes sociales, Internet, etc... ¿por qué no trabajas en ese área?
-Pues ni puta idea macho. 

Y entonces se me queda cara de tonto.



Pero ahora en serio, es curioso cómo cuando decidí estudiar CC. Económicas y Empresariales (ya se sabe aquello de "el que vale, vale... y el que no, a empresariales") sin saber más allá de que cuatro conceptos y agarrándome -como la mayoría- a aquel rumor de que era una carrera con muchas salidas (laborales, se entiende) no sabía muy bien qué área de las que después se trataron durante los próximos años iba a gustarme más.

Y a medida que avanzaba, tenía claro que me gustaba especialmente el marketing y la estrategia. En cuarto de carrera tocaba elegir especialización, y sin saber claramente hacia dónde quería ir... fui perfectamente consciente hacia dónde no quería enfocar mi carrera profesional (si por elegir una especialización en la carrera realmente pudiera elegirse tal cosa).

El caso es que odiaba -por tedioso- y sigo odiando la contabilidad. Pero la parte comercial me parecía de "vendedor de seguros o enciclopedias a domicilio". Craso error. Pobre de mi, qué equivocado estaba... y cómo el tiempo se ha encargado de ponerme en mi lugar al respecto.

Ya en el máster que realicé al terminar la carrera, en el cuarto trimestre elegí todas las asignaturas claramente enfocadas hacia el marketing, la estrategia, el comercio internacional, y la pata de Internet (si consideramos Internet lo que pude aprender en el año 99 de mano de una de las personas que antes se metió hasta dentro en ese mundo en España -Julián de Cabo-)

Nunca me dio por hacer un grado en marketing. No en ese momento por lo menos, aunque si varias veces en los próximos años estuve a punto de embarcarme en dicha aventura. 

El caso es que al terminar el master, tenía claro que solo aceptaría (en aquella época donde un máster en una prestigiosa escuela de negocio era algo diferencial y se podía en cierto modo elegir) trabajos que tuvieran relación con marketing y/o estrategia.

Y entonces, me contrató MBD Consultores, ... una consultora de marketing y bases de datos... pero esa es otra historia de mi vida de la que -por cierto- ya hablé  una vez contando lo difícil que fue personalmente dejar una empresa así después de 8 años, y otra vez, dando mi visión del Business Intelligence