Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

6 de abril de 2010

¿Qué es para mi el Business Intelligence?

Antes de nada quiero aclarar un par de cosas antes de ponerme a escribir esta entrada:

1.- Hace un tiempo escribí una entrada sobre Business Intelligence, pero entonces estaba metido dentro del mundillo, pues trabajaba en una consultoría de BI -MBD Consultores- dónde fui Consultor, Consultor Senior, Jefe de Proyecto (todo esto trabajando físicamente en y para Vodafone) y después Gerente de Desarrollo de Negocio (es decir, tratando de vender proyectos de BI).

Pero no te asustes. Por consejo de un amigo no trataré esta entrada desde el punto de vista teórico, sino que daré una breve pasada en formato "Leopoldo Abadía" (menudo charco en el que me estoy metiéndo... Félix, cabrón)

2.- Esta semana podrás ver en Internet a 13 pollos (los integrantes de El reto blogger) tratando de meter sus narices en algo tan poco común y a priori escabroso como el Business Intelligence. Y es que esta semana es el tema obligado. Tema que por cierto -y por joder- he decidido yo... así que os animo a daros una vuelta por los demás blogs participantes para daros cuenta como algo tan específico puede ser abordado de formas tan distintas por mentes tan extrañas.

Y dicho esto, vamos a entrar en faena... pero antes dejadme que me ponga la toga de profesor Bacterio para tratar de bajar a la tierra algo tan técnico como el BI.


Sobre el papel el Business Intelligence deberían ser el conjunto de herramientas que ayudan a la toma de decisiones en distintos ámbitos de una organización. Es la toma de decisiones basada en un análisis avanzado de datos y estimaciones que nos permiten afrontar una decisión minimizando el riesgo de error o aleatoriedad en la misma (ojo, aviso a navegantes que esta es mi definición dogmática de hoy... mañana podría ser completamente distinta, así que no busquéis esto en la wikipedia porque cualquier parecido será pura coincidencia).

Pero en formato profesor Bacterio, el Business Intelligence es lo que hace el agricultor todos los días de su vida, cuando en función de una serie de variables (series climatológicas, experiencia, tipo de semilla, época del año en que se encuentra, etc) toma la decisión de comenzar la poda o dejarlo para dentro de un par de semanas.

Hace poco leí La Bodega (de Noah Gordon) y efectivamente habla de las pericias de maestros del Business Intelligence hace unos siglos, cuando no había potentes ordenadores ni bases de datos para cruzar información, hacer análisis de correlación o modelos econométricos que ayudaban a explicar esta o aquella variable. Simplemente tomaban decisiones con la experiencia y el buen hacer acumulado (para los más eruditos, el Know-how)

Pero el factor suerte (o error muestral, o dispersión de la variable) tenía una gran influencia sobre los resultados de la cosecha. Sacando el dedo al aire nuesto agricultor podía intuir cual sería la mejor decisión, pero seguía rezándole a San Canuto cuando se metía en la cama para que todo ocurriera tal y como había previsto.

En el fondo lo que hace el BI es resolver los problemas del agricultor y también del hombre de negocios que tiene recursos limitados, poco tiempo para tomar las decisiones y se le mide por resultados (bien sea en litros de vino de calidad o en objetivos marcados por tu jefe o por la compañía). Y lo hace poniendo herramientas para ello. A veces esas herramientas las pone en manos del agricultor, y otras son un grupo de "agricultores externos" los que van a tu viña para asesorarte y conjuntamente recomendarte la poda ahora o dentro de un tiempo.

En función de información pasada intentan explicar situaciones futuras. Ayuda a tomar decisiones que muchos toman como evidentes, pero que ponen en blanco sobre negro. Recuerdo alguna vez en el que hicimos un análisis relativamente complejo y el listo de turno dijo: "estaba claro". Si... lo estaba... pero ahora lo está, porque -como dijo un profesor que tuve en el MBA- los números hablan, pero si están bien hechos, bailan!

Así que si quieres bailar y tomar las mejores decisiones... no seas paleto y déjate asesorar por expertos o estructura tu información en torno a herramientas de análisis que te permitan agilizar procesos y tomar decisones en base a los datos,... y no al saber estar o al buen miércoles o mal jueves que tenga el que ha de decidir.


(post dedicado a mis compañeros y amigos de MBD Consultores que, espero permiten la licencia de colocar con mis poprias palabras estas mini-conclusiones y definiciones del asunto... sin más pretensiones que las de tratar de simplificar algo tan complejo y dificil de vender y entender -incluso para clientes existentes-)
Publicar un comentario en la entrada