Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

13 de octubre de 2013

Mis 5km de la Carrera solidaria BBVA (#carrerasolidariaBBVA)

No tenía nada claro que pudiera terminar la carrera de hoy.

Hace justo una semana, y después de haber vuelto a correr desde el mes de febrero o marzo tras haber estado año y medio parado con problemas en mi cadera izquierda que solucioné gracias a la visita al podólogo Angel De la Rubia, volví a tener problemas, esta vez en mi cadera derecha.

Huelga decir que todas las alarmas volvieron a encenderse. Todos los fantasmas de volver a tener una lesión de larga duración como la que tuve vinieron a mi mente (y en cierto modo, siguen ahí), así que fui a la consulta del Dr. De la Rubia dónde me confirmaron que las plantillas que me colocaron en febrero seguían cumpliendo su función perfectamente y me recomendaron ir al fisio.

Eso hice. Fui a mi fisio, que me pegó una pequeña paliza en la zona trasera de la cadera, en un músculo que acaba en el gluteo (culo, para los de cuenca). Los dolores de dicha paliza me duraron todo el viernes y el sábado, pero confiaba en que el problema estuviera resuelto, así que el sábado por la noche decidí probar en la Carrera Solidaria BBVA a la que me había apuntado 3 o 4 semanas antes.

A las 7:15 de la mañana del domingo sonaba mi despertador!! Había quedado con mi primo Antonio en Cuatro Caminos, y con Javi ya en la zona de la carrera (en el edificio BBVA de la Castellana, punto de salida). Y no las tenía todas conmigo sobre mi cadera, y bromeaba si hacerme el muerto en el caso de que la cadera me doliera durante la carrera.

Y todo arrancó. Entre 10.000 personas, una auténtica marea humana, empezamos el primer km esquivando a la gente, cambiando de ritmo, frenando y acelerando y moviéndonos en zig zag para no chocar con la cantidad de corredores que ocupaban la calazada de la Castellana.

A partir del tercer km empezaron a haber más espacios en la calzada, y como por arte de magia empezamos a incrementar el ritmo Mucho. Mucho al menos para mi, que llevaba una semana sin correr, y que afronto las carreras populares como un entrenamiento más... sin ninguna intención de mejorar marcas ni nada por el estilo. Pero es cierto que te dejas llevar y... y al llegar a cada me he dado cuenta que he conseguido mis mejores marcas en 12 minutos (test de Cooper), 1 milla, 3 km y 5 km (26m 38s)
Y la cadera me molestó un kilómetro... pero después me fue desapareciendo el dolor (si bien hoy por la tarde he notado que quizás no estaba completamente recuperado).

En fin, que estoy contento de haber podido echarme a la carretera, y sorprendido de que después de una semana sin entrenar, y con molestias, haya mejorado muchas de mis marcas (ayudado porque el circuito era en su mayoría cuesta abajo y aún bastante pobres comparado con los que corren de verdad)... y disfrutado de la carrera junto a Antonio y Javi.

Ahora toca recuperar sensaciones en mi cadera y pensar en cuándo volver a entrenar... y en la próxima carrera popular