Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

21 de marzo de 2011

Yo confio, el confía, nosotros confiamos y tu... abusas de nuestra confianza


Esperpéntica la situación que vivió mi amigo Juan hace algún fin de semana.

Pero dejarme que os ponga en antecedentes. Juan es un enamorado del vino. Del vino y de su mundo. Del vino y de sus parafernarias. Y además, es un entendedor (porque pantomimas vemos en todos los lados, y se agradece ver que alguien se toma en serio y respeta sus propios protocolos y las cagadas de los demás).

El caso es que como narra en su blog gastronómico, La mesa redonda (de recomendada lectura) se van a Valencia desde Cantabria por temas de negocio relacionados con el vino, cenan en un afamado restaurante de la capital del Turia llamado Enópata.

Hasta aquí todo normal, pero lo anormal ocurre cuando -como describe Juan en su buen post- se dejaron llevar por el metre a la hora de recomendarles el vino... y digo yo que cuando te dejas aconsejar por alguien es porque confías en el, y lo menos que exiges es que atienda a esa confianza sin abusar -ni reirse- de ti. Pero parece ser que no todo el mundo lo ve así, y prefieren meterte 127 Euros por una botella de vino sin previo aviso, asegurándote de esa forma que jamás volverán al restaurante y de paso hablarán "muy requetebien" de tu falta de visión de negocio y de tu corto-plazismo (por no hablar del abuso de confianza de unos buenos clientes). Conozco bien a Juan, y no es de los que se esconde si le apetece pagar por una botella 100 Euros o más... pero por decisión propia, no por la de "el listo de turno"

Si tuviera que apostar, no le doy más de tres años al restaurante Enópata y/o al listo de su metre.

Lo que veis a la izquierda es la nota de la cena en cuestión. 110 Euros por persona permiten "esconder" los 127 del vino, pero antes o después te pillan.

Por cierto, ojo al colmo de los colmos, ya que en la cabezera de la nota podemos leer (click en la foto si queréis ampliar) "La vida es demasiado corta para desperdiciarla bebiendo malos vinos", y en el pie de la nota se puede leer -a modo de despedida- aquello de "Felices vinos"

Lo dicho, encima de cornudo, "apaleao".

Bonus track: Los listos

12 comentarios :

potencialmente interesante dijo...

Jodo, 127,78 euros por una botella de vino, que timada del metre de las narices no? sin avisar ni nada toma vino, disfrutalo que en la cuenta veras que risa... me parece muy mal que cuando te dejes aconsejar un vino y que este valga más de 20 euros la botella no te digan el precio, incluso tendrian que tener una carta con precios, sino realmente te pueden cobrar lo que quieran!

asi para otra vez aprende tu amigo y seguro que no se deja aconsejar por nadie.

Pedro dijo...

es para denunciarle!!

lo que ocurre es que no puede haber una forma más sencilla de perder un cliente y de paso ganarte un buen puñado de críticas

salu2 y gracias por andar siempre ahí
pedro

juanpa dijo...

de todo se aprende en esta vida. Pero hay momentos que hay que abandonarse para disfrutar de verdad pero esta vez no salio del todo bien. No?

Enópata dijo...

Sencillamente pensaba que erais profesionales del mundo del vino y sabríais apreciar los vinos que os estaba sirviendo.
De sobra sabéis que mi margen en todos los vinos es el mismo y que solo cobramos el servicio de los mismos, es decir 10 euros.
Hay que ser muy mala persona para escribir este post, y también para dejarme cuatro plazas colgadas en una cata al día siguiente, una cata que organicé para vosotros, asimismo tenía organizada una comida posterior a la que estabais invitados y que tampoco asististeis arguyendo una pobre excusa.
No se que ocurrió ese fin de semana ni que falta de química sucedió entre nosotros, que ha desembocado en esta retahíla de insultos estúpidos.
En este local se sirven con cierta asiduidad botellas de 500,600 euros y a veces más, de forma que no me pareció excesivo un chapelle-chambertin de 127 euros, para gente que pensaba que lo iba a apreciar.
A veces cuando uno va a cenar por ahí con amigos, va desprovisto del sentido lúdico necesario para ello, y eso fue lo que le sucedió a vuestra mesa.
Os propuse aplazar vuestra visita, para poder acompañaros y agasajaros mejor, pues era una visita de negocios de Roberto conmigo, tenía varias propuestas de colaboración para él, y ni siquiera pude comentárselas, pues nos dejaste colgados con nuestra cita del día siguiente, pero como digo, la actitud que teníais era totalmente destructiva, igual que este insultante post, que no me sorprende, pues no tengo demasiada fe en el género humano.
Roberto, Espero que te vaya bien en tu nuevo proyecto, de esa forma no me perjudicarás como has intentado hacer con tu comentario.
En lo único que estoy de acuerdo contigo es que en el mundo del vino hacen falta más profesionales pasionales y enamorados del mismo, y sobran empresarios cicateros.
Juan Ferrer
Enópata

Enópata dijo...

Afortunadamente no todo el mundo piensa lo mismo de nuestro local ni de mi trabajo como sumiller:
http://www.verema.com/restaurantes/38124-enopata-valencia

!que fácil es insultar a los profesionales en este puto país!
Que dispuestos estamos siempre a destruir y que pocas veces construimos.

Enópata dijo...

Cudiosamente aquí todavía eramos amigos.

http://auladelvino.blogspot.com/2010/12/cata-de-estrellas.html#comments

Y como veréis por las etiquetas que nos bebimos, todas ellas costaban más de 127 euros. Y nadie se extrañó de ello.
¿alguien sabe que ha pasado?

Pedro dijo...

Hola Enópata.

Permíteme decirte que sólo juzgo desde mi punto de vista (ajeno a los hechos, ya que como puedes leer en mi post, yo no estuve allí) lo que me parece un abuso de confianza con la elección de la botella. Sólo eso.

Yo también he estado en restaurantes con una gran carta de vino (creo recordar que el Atrio en Cáceres tenía una botella a la venta por más de 3.000 €), y jamás me han seleccionado una botella siquiera de más de 100 Euros sin al menos hacérmelo saber de una forma u otra (formal o informalmente)

Es de eso de lo que hablo en mi post. De que creo que es una visión cortoplazista del negocio, y que no tiene nada que ver el hecho de que dos personas estén relacionadas con el mundo del vino para -siempre desde mi opinión- tomarse la libertad de aprovecharse de ello sencillamente apoyándose en dicho conocimiento de los caldos.

De todos modos, siento si te ha molestado. Quizás si lo tomaras como una crítica en positivo en vez de un post escrito por alguien ajeno a tu mundo que sencillamente da su visión empresarial, la cosa sería distinta.

Salu2 y suerte
Pedro

Fernando Summers dijo...

Yo no soy ni Roberto ni Juan ni Pedro, pero me parece que una advertencia a la hora de recomendar no hubiese estado de más... los hay a los que nos gusta el vino, incluso el buen vino y no tenemos el privilegio o la suerte de ser tan "entendidos" y tener que conocer los precios de las botellas... y más le vale a alguien que vive del vino dejar que se acerquen los que no somos tan entendidos.. a no ser que se pretenda ser un sitio elitista para super entendidos, en cuyo caso estaría bien que avisasen para que el resto de los mortales no vayamos...

Felix dijo...

A pesar de ser de Valdepeñas no me considero un entendido en vinos, ahora bien, he ido a bastantes restaurantes y siempre han tenido el detalle de avisar cuando hemos pedido algo que se sale de lo normal (otra cosa es que seas cliente asiduo y ya sepas lo que hay).
Ahora sr Enopata también es cierto que invitar sólo a 3 cafés cuando te han dejado 446 euros es ser un poco del puño cerrao.

juanpa dijo...

Enopata no se cual es el problema que tienes. Yo si estuve alli y he escrito el post de origen. Que no se ti fijas es un blog dedicado a la gastronomia. En ella hago criticas de los restaurantes que visito. En esa critica digo lo que me parece mal y lo que parece bien, que algunas cosas anoto en el post. Posiblemente consideras que las criticas de verema tienen más relebancia que la mia, es una opinión más. El que pago la cena fui yo y creo que puedo decir que me parecio. Tu te lo puedes tomar por el plano personal, harias mal, yo hablo del tema profesional a ti no te conozco( te conoci ese dia) y que yo sepa no hablo de tu forma de ser. Si hablo de tu forma de servir, de tu comida y de tus precios y servicio del vino. Internet es lo que tiene ¿o solo vale cuando las críticas son positivas? Si piensas que esto es una campañ orquestada estás muy confundido.

Lo que tengas que hablar con Roberto hablalo con el,, aqui no intersas.

saludos
buenas tardes

Anónimo dijo...

Solo añadir una cosa: La palabra arguyendo no está en el Diccionario...
Mucho vino, quizás?

Moli dijo...

me gusta bastante el vino, es mas, creo q entiendo bastante del tema. no obstante, el deber de un buen sumiller es ofrecer buenos vinos y, sobre todo, si se ofrece a no entendidos, advertir el precio de la botella.
Por eso entiendo que no ha sido todo lo profesional que debiera sr. Ferrer.
Imaginese que va a comprar una tv y deja que el vendedor elija por usted. Le empaqueta una con todos los avances incluido TDT HD. Va a pagar y le dice "son 3.000€, eso sí muy buena tele". ¿Protestaría usted, teniendo en cuenta además que no va a disfrutar el HD?