Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

18 de febrero de 2014

Manual de instrucciones para adictos a los grupos de Whatsapp

Lo del Whatsapp ha pasado de ser una herramienta rápida y fácil de comunicación a convertirse en una tertulia en un bar de copas lleno de gente y con la música a tope a las 6 de la mañana después de una noche de desfase. Un completo descontrol y un caos, especialmente en la gestión de grupos.

Te dejo aquí algunos tips inspirado en un post de Clara Avila y adaptado a mi propia realidad al respecto del desastre de comunicación que se produce en los grupos de Whatsapp.


  • Si creas un grupo, siempre te dejarás a alguien fuera. Asúmelo, y prepárate para la pregunta del listo del grupo sobre el por qué de la ausencia de Pepito Grillo. No hay una respuesta fácil, así que te recomiendo que te hagas el muerto.
  • Elige bien la imagen del grupo, ya que con las notificaciones de iphone y Android, es lo que tu novia verá cuando te lleguen. Por muy gracioso que resulte una polla con patas, quizás sea mejor que te plantees si es la mejor foto para el grupo de tus compañeros de trabajo (ejemplo real)
  • En un grupo de amigotes, no puede haber ningún tipo de lógica en la sucesión de preguntas y respuestas. Somos originales. Somos desordenados, y un ejemplo de gestión en modo "brainstorming"
  • Las votaciones no funcionan. Primero porque no todos van a contestar, segundo porque los que contesten lo contrario a la mayoría se sentirán estafados (por no haber podido leer la secuencia de mensajes y votaciones en orden cronólogico)
  • Cuando te llegue una imagen graciosa o un vídeo cachondo, piensa dos veces si has de seguir expandiendolo por tus grupos. Seguro que algún colega más gracioso -y rápido que tu- lo ha compartido primero. Acabas de ser convertido en el Spamer oficial del grupo (y en el más pardillo)
  • Gestiona tus expectativas en los grupos a los que perteneces. Si es recibir guarradas, está bien. Si es mantener cierto contacto, está bien. Si pretendes que sea una tertulia socio-cultural, olvídate.
  • No pasa nada si abandonas un grupo. Serás tachado de esquirol y de asocial durante unos días, pero después nadie se acordarás que no estás. Eso sí, asume las consecuencias cuando en verano todos hagan gracias sobre ese momento tan gracioso del que tu jamás has oído hablar.
  • Se un hombre. Si dejas un grupo, que sea con todas las consecuencias. Es como las ex-novias. Si las dejas es para siempre... no vale después recordar "aquello" o "eso otro" que te gustaba tanto.
  • Asume tu rol. En algunos grupos serás un miembro activo y en otros serás objeto de los mensajes, vídeos y fotos de tus amigos los graciosos. No pasa nada. No siempre puedes ser protagonista, ... pero tampoco adoptes el rol facilón en todos los grupos. Si lo haces, vete al psiquiatra. Lo necesitas
  • En los grupos también puedes escribir. No seas pesado con los emoticonos. No seas pesado con los videos guarros. No seas pesado con los chistes chorras. 
  • No abuses de las notas de voz. Tienen gracia un rato, pero cuando te limitas a comunicarte con notas de voz algo falla en tu mente. Te recuerdo que lo que tienes entre manos es un teléfono. De nada

Si después de haber leído todo esto, aún sientes ganas de pertenecer a los grupos de Whatsapp, al menos no digas que he intentado avisarte y darte un "guía-burros" sobre cómo actuar en los grupos de Whatsapp.

Publicar un comentario en la entrada