Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 de abril de 2013

#Bankia y su publicidad de 2013

Creo que no he madurado suficientemente lo que pienso cuando veo los nuevos spots de Bankia en los que pretenden "Dar cuerda" a la economía poniendo a disposición de sus clientes hasta 10.000 millones de Euros en créditos que supuestamente servirán para que todo "vuelva a empezar".

La verdad es que hay que hilar muy fino, y no me gustaría estar en el cuello del responsable de Marketing de Bankia (realmente no me gustaría estar en el pellejo de ninguno de los empleados de Bankia, excepto del puñado de directivos que se llevaron unos cuantos millones de Euros antes de dejarla hundirse cual Titanic en manos de un iceberg llamado crisis)

Imagino que el primer problema que habrán identificado los de Bankia es una pérdida absoluta de credibilidad por parte de sus clientes (cosa normal, después de lo que han pasado) y accionistas (que han visto como el valor de las acciones de la antigua Caja Madrid rondan el 0). Y ante esa falta de crédito (no bancario) habrán decidido montar una campaña de comunicación que consiga devolverles parte de la visibilidad que tuvieron antaño... y quizás inspirar algo de confianza en los clientes de siempre.

Y digo los clientes "de siempre" -si quedara alguno- porque imagino que su primera idea para limpiar la imagen de Banco caca (o banco malo, o como queráis llamarlo) habrá sido la de cambiarse el nombre... pero claro, a ver quién es el guapo que acomete una inversión de re-branding de tal calado en una entidad financiera que tiene casi 3000 oficinas en España (se quedarán en 2000 si cumplen lo establecido en su plan estratégico a 3 años). Imposible (sobre todo porque todo lo que están haciendo es con nuestro dinero)

¿Entonces? ¿Qué hacen para limpiar la imagen y recuperar la confianza de todo el mundo? Pues se les ha ocurrido que esta campaña de publicidad que, si bien me parece impecable, creo que no han estado muy finos en aquello del "timming", y quizás debieran haber dejado correr un poco más el agua antes de meterse en harina... o quizás todo lo contrario, porque si dejan pasar más tiempo, quizás las consecuencias que deban tomar, y por tanto la imagen percibida, sea aún peor.

En fin, que esto es lo que hay... y que como habréis podido ver, nunca miento. No sé si esto ha sido una buena idea o todo lo contrario. ¿Tu qué dices?





Por cierto, la versión "humorística" del tema, en manos de la gente de El Mundo Today, aquí