Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

10 de marzo de 2013

Intentando volver a correr


22 de Julio de 2011. Ese es el último día que hice running sin ningún dolor, o el primero de los días en los que sentí un dolor / molestia en la cadera que hizo saltar todas mis alarmas.

Llevaba sólo 4 meses corriendo (el primero de ellos podríamos denominarlo de "adaptación"), y en el último mes me veía genial. Sin tratar de acelerar mi ritmo por km, ni nada semejante, disfrutaba poniéndome los cascos y tirándome a la carretera a correr. Al principio eran carreras de 4 o 5 km, y poco a poco -sin darme cuenta- mi cuerpo me pedía un poco más, hasta que en ese cuarto mes, ya estaba corriendo 8 o 9 km cada dos o tres días.

Y un día pasó. Al volver de correr me molestaba mucho la cadera izquierda. Pero no le dí demasiada importancia, y a los dos días volví a calzarme mis zapatillas e intenté hacer el recorrido que estaba haciendo durante esos días de veraneo en Cóbreces. Me di cuenta enseguida que aquello no iba bien. Un dolor sordo en la cadera acompañaba cada una de mis pisadas, y a los 3 km, decidí dejarlo.

A los dos días nos íbamos a Málaga a la 2ª mitad de las vacaciones y por seguridad decidí dejar el equipamiento en Madrid para, de esa forma, estar seguro que las ganas de correr no traicionaban mi sentido común de darle un poco de descanso a mi cuerpo.

A la vuelta todo seguía igual, y despues de un año y medio de 5 fisioterapeutas, 3 traumatólogos, 1 osteópata, 1 podólogo, unas plantillas personalizadas y más de 500 € gastados en intentar que mi cadera deje de dolerme, he decidido que vuelvo a la carretera pase l oque pase con mi cadera.

Me he comprado unas zapatillas de máxima amortiguación y espero que con las plantillas a medida que me hicieron la cosa vaya a mejor. Pero si no va, seguiré corriendo igualemnte.

Ahora es duro, porque apenas aguanto 3 km (aquí debajo os dejo la demostración de mi pobre estado de forma actual)... pero tengo un plan, y pienso cumplirlo. Quiero aprovechar el mes de marzo para ir poniéndome poco a poco en forma. Correré una o dos veces por semana, tranquílamente. Haré caso a mis sensaciones. Si tengo que parar a los 3 km, pararé. Si veo que voy bien, seguiré hasta que note que voy mal.


Y a partir de Abril tengo pensado correr 3 días por semana (2 de ellos al mediodía, en el parque de Santander, al lado de mi trabajo, y otro el fin de semana). Mi idea es poder llegar al menos a disputar alguna de las carreras populares que se disputan en los meses de Mayo y Junio. Pero sin calma, porque el objetivo no es ese, sino volver a correr.

Y me da igual que me duela la cadera, porque no pienso parar salvo que me rompa algo