Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

14 de mayo de 2018

Por qué regalar artículos publicitarios en las ferias para promocionar tu marca


Los regalos publicitarios son un reclamo infalible en las ferias y certámenes profesionales. La pregunta: ¿y esto dónde lo dan?, es una de las que más resuena siempre entre los visitantes. A nadie le amarga un dulce y ver a una persona cargada de bolsas publicitarias con productos hace presagiar experiencias interesantes. Es el poder de los regalos comerciales, una herramienta de marketing tradicional que sigue manteniendo su papel predominante.

Por mucho que avancen las técnicas y estrategias comerciales, el regalo publicitario nunca falla y sigue siendo una parte importante del marketing mix de las empresas. ¿Qué papel juegan los obsequios promocionales?, ¿qué ventajas ofrecen a las empresas? Los aspectos positivos son múltiples, y van desde el efecto recordatorio hasta la visibilidad y el factor precio.

  • Alta visibilidad

Los regalos publicitarios suelen repartirse de forma masiva, principalmente en los primeros días de feria. Eso hace que el efecto promocional se multiplique.  En el caso de las bolsas publicitarias, por ejemplo, el logo y la marca de un anunciante son paseados por todo el recinto en la mano de los visitantes. Pero no se quedan ahí; luego salen al exterior, lo que aumenta todavía más la visibilidad de la marca.

  • Efecto recordatorio

Los obsequios comerciales normalmente no se tiran. A no ser que sean artículos muy simples o de poca utilidad, normalmente se conservan en casa, al menos unos días. Eso produce un efecto recordatorio: el usuario o propietario del obsequio verá la marca una y otra vez. En el caso de regalos comerciales de uso habitual, como bolígrafos publicitarios, tazas o blocs de notas, el recuerdo de la marca se mantendrá todavía más vivo.

  • Alta rentabilidad con poca inversión

La inversión que requiere un regalo publicitario es relativamente baja, en comparación con el rendimiento que puede proporcionar. El mercado de los productos promocionales ofrece artículos con una amplia gama de precios, desde gatgets personalizados (pendrives, ratones, etc.) hasta los cásicos bolígrafos de propaganda que són bastante baratos. La inversión dependerá de cada empresa, pero a veces los pequeños detalles son los que permiten alcanzar una difusión más amplia.



Bolígrafos publicitarios; un clásico que no pasa de moda

El regalo publicitario por excelencia ha sido y sigue siendo el bolígrafo. Tanto en acciones promocionales puntuales (inauguraciones o aniversarios) como en determinadas épocas del año (campaña de Navidad, etc.), los bolígrafos publicitarios siempre hacen acto de presencia. La permanencia de este artículo en los catálogos y su éxito entre el público tienen que ver sobre todo con la utilidad, pero también intervienen otros factores¨:

  • Utilidad

Los bolígrafos siempre vienen bien. Pese a la extensión del uso del móvil y de los ordenadores, siempre habrá un momento en que necesitemos escribir a mano y ahí estará el boli.

  • Diseños atractivos

Los bolis y el material de papelería en su conjunto son productos muy atractivos para buena parte del público. Un bolígrafo en su caja, con el logotipo de la empresa, siempre causa buena impresión, y lo mismo ocurre con otros productos de oficina personalizados. La variedad de materiales, diseños y colores permiten marcar la diferencia. Pero no hace falta invertir demasiado, los bolígrafos simples también son muy efectivos y permiten llegar al gran público.

Además del poder propagandístico, los objetos de oficina personalizados ayudan a transmitir los valores de la marca. Un ejemplo claro son los bolígrafos y libretas fabricados con material ecológico. Dan idea del compromiso de la empresa con la protección del medio ambiente.

  • Visibilidad

Los bolígrafos son artículos que se pierden y que pasan de mano en mano con mucha facilidad. Eso permite que la marca llegue a un público potencial amplio y diverso.

  • Potenciación de la marca y fidelización

El poder de los regalos publicitarios revierte en el aspecto de la fidelización. Los clientes que reciben un obsequio promocional, como por ejemplo un bolígrafo, tienden a crearse una imagen positiva de la empresa y a menudo se convierten en clientes fieles. Eso ocurre especialmente en establecimientos que tienen un detalle con su clientela en campañas señaladas, como por ejemplo la Navidad.

Nuevas tendencias
El marketing promocional está avanzando al ritmo de los cambios tecnológicos. La innovación manda y aunque los bolígrafos siguen siendo efectivos, cada vez es mayor la apuesta por la tecnología. En la actualidad, los denominados gatgets, o pequeños dispositivos electrónicos de uso común, se están convirtiendo en un regalo de empresa de primer nivel.

Dentro de este campo, destacan especialmente los pendrives o memorias usb, que pueden personalizarse de múltiples formas. Los modelos cada vez son más curiosos: formas, colores, texturas…detrás de los objetos más sorprendentes puede esconderse un pendrive. Otros regalos tecnológicos muy extendidos son los ratones, los altavoces o los conectores y adaptadores.

Este tipo de producto tiene un tipo de destinatario muy concreto. Al tratarse de artículos de un precio más elevado, se distribuyen principalmente entre clientes especiales, empleados, colegas de profesión o futuros colaboradores. El objetivo es potenciar la imagen de marca y estrechar vínculos empresariales.

Publicar un comentario