Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 de noviembre de 2010

Martín Berasategui. La importancia del posicionamiento

Me encanta una frase de un amigo que, cuando empezamos a mezclar distintos conceptos que poco tienen que ver con el asunto que estábamos tratando salta con aquello de: "¿A qué vamos? ¿A Rolex o a setas?"

Una forma de expresar de una forma visual la importancia de elegir un camino y explotarlo de una forma homogénea o al menos coherente.

Es lo que me ha ocurrido hoy cuando compraba algunas cosas en el Supercor (supermercado perteneciente a El Corte Inglés) de un centro comercial cercano a mi casa. Cuando me encontraba en la línea de caja, dispuesto a pagar mi compra encontré una nevera expositor con productos pre cocinados "by Martín Berasategui".

Me llama la atención la forma en la que cocineros de primer nivel tratan de abarcar distintas áreas, o intentan cubrir más y más líneas de negocio con el único interés -intuyo- de ganar más dinero... olvidando quizás el factor diferencial y de exclusividad con el que -en un principio- debería asociarse su nombre o su cocina.

Tuve la ocasión de cenar en la pasada feria de Sevilla en "El Santo", un restaurante con la cocina de Martín Berasategui en un sitio espectacular de la capital andaluza. Enfrente de la Giralda, en el hotel Eme Fusión (que por cierto es de obligada visita si estáis en Sevilla con buen tiempo y queréis tomaros un mojito en su terraza). 

El caso es que disfruté mucho de la cena. Además de la compañía, me pareció muy original y diferenciador... pero ahora me encuentro esto en el supermercado de El Corte Inglés, y sinceramente no lo entiendo.

A mi me da lo mismo, pero estoy seguro que hay clientes o amantes de la cocina de Berasategui que han pagado 120 euros el cubierto por comer en uno de sus restaurantes, y que no les gustará ver productos de este cocinero expuestos en un supermercado, al lado de los Lacasitos, los chicles para los niños o las pilas... en la zona de "compra por impulso" cercana a la línea de caja.

Al final es mejor apostar por un camino y hacer las cosas bien, que tratar de estar en todos los sitios y convertirte en un mediocre. ¿Cómo lo ves?

(por cierto, me encantaría que Juan -que estuvo conmigo en El Santo- diera su visión de esto en su blog)

Publicar un comentario