Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

27 de noviembre de 2010

Los operadores llegan a un acuerdo para dejarnos en paz

Todos los días me llaman por la noche. 

Cada vez con un número de teléfono distinto (últimamente desde un 983), pero siempre me encuentro con lo mismo: un teleoperador/a de Jazztel que después de más de 100 llamadas no ha entendido mis motivos para no querer contratar sus servicios de Internet (el primero cierto y todos los demás para intentar disuadirles):

  • La empresa paga mi conexión a Internet
  • El titular de la línea ha fallecido. Lo digo entre sollozos fingidos, pero les da igual y me contestan que por favor les pase con otra persona.
  • Les he dicho que por favor no llamen a las 23 de la noche, porque tengo dos niños pequeños que a esa hora están durmiendo
  • Les he dejado el teléfono descolgado durante horas
  • Les he colgado
  • Les he pasado a mi hijo, que les llama "paquetes" y "patito"
  • Les he preguntado que qué era eso de Internet, y les he dicho que ni siquiera tenía teléfono en mi casa (a pesar de que estaba hablando desde el mismo), pero les da igual
Haga lo que haga, vuelven al día siguiente. Como un martillo pilón. Como un rodillo implacable del que no soy capaz de escaparme por mucho que corra.

Y hoy me entero leyendo en Xátaka Movil, que los grandes operadores (no sólo Jazztel, que casualmente es el menos importante de todos) como Movistar, Vodafone, Orange, Ono y Yoigo han acordado una especie de manual de buena práctica en cuestión de presión comercial, y entre otras cosas (gracias!!!) se han comprometido a:
  • No llamar a quién no haya manifestado su interés en alguna oferta comercial.
  • No llamar a quién manifiesta de forma reactiva a una llamada que no está interesado en este o aquél servicio de turno.
  • Solo se podrán hacer 3 llamadas al mes a un "no cliente" (a esto no se si dar las gracias, la verdad)
  • No llamar a los clientes fuera de horario "comercial" que ellos mismos establecen y que va de 9 a 22 de lunes a viernes y de 9 a 14 sábados y domingos.
  • No hablar mal de los productos de la competencia.
  • No llamar con número oculto.
En fin... ahora podemos creérnoslo o no. Sea como sea parece que es un paso. Un avance.

De todos modos me recuerda a la canción de Pereza en la que hablan de que se ven acosador por una fan.