Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

25 de septiembre de 2009

Build-a-bear. Fabrica tu oso a medida

Olvidé postear mi experiencia londinense en "Build a bear", una tienda de lo más original y conocida cerca del mercado de Covern Garden, y que varios de los orihundos nos aconsejaron... más por aquello de lo turístico del tema que porque la tienda en si fuera algo especial.

Lo que si me pareció fue muy original y desconocida para mi. El concepto (como el propio nombre indica) es el de permitir fabricar un oso a demanda. Eliges el tipo de "oso", y el pelaje del mismo... y a partir de ahí puedes elegir ponerle un altavoz interno para que al apretarlo tu hijo diga algo o bien pre-grabado, o bien con tu propia voz.

Una vez aquí el concepto se complica. Hay que elegir todos los complementos (y creedme, los hay cientos). Desde la ropa que llevará el oso, hasta los posibles zapatos, accesorios como gafas, diademas, muñequeras, y un sinfin de historias que hace que el precio vaya subiendo poco a poco.

En realidad incluso está bien pensada la distribución de la tienda, porque al entrar ves los distintos pelajes para elegir el oso que vas a construir, y rondan las 15 libras... pero claro, de ahí al precio final la cosa se puede triplicar, e incluso más.

Y cuando estás cerrando el proceso de compra (con tu precio ya triplicado perfectamente) te ofrecen más opciones... una etiqueta de autenticidad, un mensaje especial en el cartel que portará el oso... etc

Un negocio, vamos!!!

2 comentarios:

Martin R. Fernandez dijo...

A mí me parece una buena idea, no sé si es la misma, pero aquí en USA hay una franquicia con tiendas donde fabricas tu propio osito. Es divertida porque tienen máquinas donde metes al oso para rellenarlo, y todo eso.
Claro, la customización tiene un precio!

Pedro dijo...

Hola Martín, la verdad es que creo que es una compañía que también tiene franquicia en EE.UU, así que seguramente el concepto sea transladable de forma íntegra

Es buena idea, y como dices... la customización cuesta dinero... y realmente creemé cuando digo que el valor del oso se triplicó durante la misma

Un saludo y gracias por participar, agrego tu blog a la sección "amigos del blog del marketing"

pedro