Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

12 de enero de 2009

Marcas blancas... o no tanto

Hace poco hablábamos en una de esas reuniones que terminan con una discusión sobre lo divino y lo humano sobre las marcas blancas.

Antes de nada vamos a intentar explicar ¿qué es una marca blanca?

Desde luego nada tiene que ver con los colores, supongo que esto es bastante evidente, aunque en sus principios solían estar envasados en botes con la tapa blanca (de ahí su nombre)

Una marca blanca, o marca genérica es la marca perteneciente a una cadena de distribución (hipermercado, supermercado o especialistas -electrónica, etc-) con las que se venden productos con la marca de dicha cadena de distribución e incluso con marcas "paralelas" y que suelen posicionarse como gancho para el consumidor al tener precios normalmente más bajos.


La primera marca blanca apareció en los años 70 y eran llamados productos libres. Eran más baratos con el argumento de que no había ninguna inversión publicitaria asociada al producto. Al principio las marcas blancas salieron para productos básicos (arroz, pasta, leche, legumbres, galletas...), pero ahora de cada categoría de productos tenemos una marca blanca.

De todos modos, detrás de algo como leche El corte inglés (por poner un ejemplo) hay marcas como Central Lechera Asturiana, Lauki, o cosas así. Y la gente no suele saber quién está detrás de cada producto blanco, pero como Internet es grande y "todo se sabe" gracias a un compañero de trabajo (gracias Javi) he llegado a conocer una web especial para curiosos en la que podremos ver qué fabricante está detrás de cada marca asociada a estos grandes centros de distribución.

Este es el link, pero os adelanto algunos en esta cutre-tabla (pincha para agrandar):




2 comentarios :

José Luis dijo...

Muy interesante la información para saber quién está detrás de cada producto. A veces ofrece mayor garantía saberlo.

Pedro dijo...

la verdad es que son cosas que mucha gente no sabe, pero que suena lógico

zapateros a sus zapatos, y es lógico que no sea (por ejemplo) el corte inlgés quién comercialice desde el principio hasta el final todos los productos -y gamas- que está bajo su marca blanca