Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

25 de septiembre de 2017

5 consejos a la hora de montar una franquicia

Seguramente uno de los caminos más rápidos para echar un negocio a andar sea montar una franquicia, pero creo que es importante tener algunas cosas en cuenta antes de emprender esa increíble aventura que es montar un negocio con una marca conocida, un know-how probado y el soporte de una casa matriz que ha vivido los arranques en su propia piel y que asesora a otros franquiciados como tu en situaciones y problemas que -seguramente- ya hayan resuelto de una u otra forma.

Pero no todo es un camino de éxito y prueba de ello es que en Estados Unidos, el total de negocios abiertos bajo esta modalidad apenas alcanza el 5%, aunque el dato resulte sorprendente. Esto demuestra que el poder de las pequeñas y medianas empresas es muy grande, y que además de eso, tendremos que saber competir contra las grandes corporaciones que cuentan con muchos más recursos que nosotros.

Aquí dejo 5 cosas que deberías tener en cuenta a la hora de montar tu franquicia de forma exitosa:

1.- Nadie regala duros a pesetas. 
Frase antigua desde que pasamos al Euro, pero una de las cosas que siempre me dice mi padre cuando sale a la palestra la típica conversación sobre "cómo forrarse". En el fondo lo que viene a decir aplicado al mundo de las franquicias es que evalues bien la franquicia con la que vas a comprometer tu patrimonio y tu esfuerzo de los próximos años desde el trabajo y el esfuerzo, porque aunque el riesgo aparentemente es menor, no dejas de montar un negocio y todo negocio tiene sus riesgos

2.- Conoce bien el sector, al franquiciador y a la competencia.
Cuánto más sepas del sector en el que vas a invertir para montar tu franquicia, mejor. Tanto si hablamos de juguetes, como restaurantes, productos financieros o supermercados, todo el conocimiento que tengas sobre "el mundillo" será un plus. 

Igualmente creo que es importante conocer la historia y el futuro (los planes) del franquiciador, y no olvides que -aunque no lo parezca así al principio por las condiciones de partidas impuestas por éste- es una relación que ha de basarse en el éxito por ambas partes. Un win-win. Si tu ganas, el gana... y viceversa. No hablaremos de quién tiene más que perder porque resulta evidente, pero creo que es importante que la marca te vea como un emprendedor que quiere hacer bien las cosas, y no como un oportunista que va a poner el logo, la operativa y los procesos en marcha esperando ganar dinero con poco más por su parte.

Desde luego, como en todo negocio que se precie, has de entender el contexto general del mismo. El tamaño de mercado, su evolución, riesgos y oportunidades, competidores, etc. Tómatelo en serio 

3.- Estudia con detalle tu plan de negocio
Analiza tu apalancamiento financiero tras la inversión necesaria, tu solvencia y la capacidad de generar flujos de caja cuando la franquicia esté en marcha manejando distintos escenarios de ramp-up. Quizás esto sea algo evidente, pero en el fondo creo que es muy sano hacer un business plan como el que harías en cualquier otro negocio. 

Percibo que los que han montado una franquicia o hemos pensado en lanzarnos a tan apasionante aventura nos saltamos pasos importantes al calor del éxito del modelo de negocio, sin prestar demasiada atención a las mil y una situaciones que pueden surgir desde su arranque (e incluso antes)

4.- No te creas al pie de la letra todo lo que te cuentan. 
Ni los franquiciadores ni otros franquiciados. Recuerda que esto es un negocio para ellos. El franquiciador te "ofrece" condiciones ventajosas con este o aquél proveedor. Te "recomienda" una máquina o una empresa para las puertas. Pero recuerda antes de evaluar la conveniencia o no de hacerle caso, que con toda seguridad el gana dinero con ello, y que quizás haya algún acuerdo con dicho tercero para reportarle algún beneficio al franquiciador. Aunque veas la ventaja para ti, piensa al menos que puede haber un beneficio mayor para el. Solo así podrás evaluar desde la neutralidad cada decisión que tomes, pero también creo que no puedes escatimar a la hora de poner la franquicia a punto y como resumen ten en cuenta aquello que muchas veces termina cumpliéndose de que "lo barato, sale caro"

5.- Mantén el contacto con la marca y con otros franquiciados. 
El networking activo te dará muchos conocimientos válidos, o sencillamente servirá de termómetro para mantenerte al día de la salud del negocio (propio y ajeno), los planes del franquiciador, o la situación de tus compañeros franquiciados en otras áreas. Igualmente aparecerán delante de ti nuevas oportunidades si tu red de contactos es sólida. 

No descuides este aspecto por el hecho de tener tu propia franquicia, y sé ambicioso manteniendo los ojos abiertos para aprovechar la ocasión que pueda surgir. No te conformes. Quiere más
Publicar un comentario