Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

12 de junio de 2017

Crear un almacén para tu e-commerce: tips para aprovechar bien el espacio

El e-commerce o comercio electrónico se ha convertido en el modus vivendi de multitud de emprendedores, que han encontrado en internet la herramienta fundamental para abrise camino y conseguir ingresos económicos. Una de las grandes ventajas del e-commerce es la posibilidad de emprender nuestro negocio sin necesidad de disponer de local. Tan solo con habilitar un espacio de oficina y dotarnos de una buena conexión a internet, podemos iniciar nuestra aventura en el mundo del comercio online.

Pero hay un elemento con el que sí debemos contar: el almacenaje. La mayor parte de negocios de ventas online necesitan un lugar donde colocar los productos y un buen sistema de clasificación para resolver y tramitar los pedidos de forma rápida y eficaz. La cuestión del espacio puede resolverse de distintas formas y va a depender del producto que deseemos comercializar. Si se trata de artículos pequeños, con una habitación bastará, pero habremos de aprovechar al máximo el espacio del que podamos disponer.
Para llevar a cabo con éxito esta tarea de almacenamiento, ahí van una serie de consejos:
  1. Planifica bien el espacio: este es un elemento clave para conseguir que nuestro pequeño o gran almacén sea un espacio útil y eficaz para nuestros intereses. Cada producto debe estar situado en el lugar adecuado, de manera que nos resulte fácil y rápido alcanzarlo. Un almacén desordenado y mal dispuesto nos hará perder un tiempo muy valioso. Y no olvidemos el aspecto de la seguridad: los objetos pesados deben situarse en las zonas bajas y manipularse con cuidado para no perjudicar nuestra espalda y evitar accidentes.
  2. Aprovecha bien las paredes para crear estanterías o espacios donde colgar productos. Es importante poder utilizar materiales con dimensiones estándar, ya que los estantes a medida son siempre mucho más caros y se trata de ahorrar al máximo.
  3. Utiliza elementos apilables: las cajas de plástico apilables son una solución muy práctica para guardar piezas pequeñas y son perfectas para organizar los envíos. El hecho de poder situar los recipientes unos sobre otros permite aprovechar muy bien los espacios, tanto en el lugar de almacenaje como en las furgonetas de transporte. Existe una gran variedad de modelos y medidas para cubrir nuestras necesidades: desde recipientes resistentes para cargas pesadas, hasta cajas aptas para el transporte de alimentos.
  4. Armarios verticales con puertas: son muy útiles para almacenar productos y también para crear separaciones  dentro de un mismo espacio.
  5. Mobiliario de oficina funcional: cuando la oficina es a la vez lugar de almacenaje, conviene dotarnos de un mobiliario cómodo y funcional. Muebles innecesarios no harán más que entorpecer el paso y hay que tener presente un aspecto importante: a medida que nuestro negocio avance iremos incrementando pedidos y con ello la necesidad de almacenaje. Por eso es tan importante sacar el máximo partido al espacio de que disponemos y eliminar todo aquello que sea superfluo.
Logística en manos de empresas
Con el paso del tiempo, y sobre todo si trabajamos con productos de considerable tamaño, es posible que necesitemos contar con un espacio extra. Para resolver estos aspectos han surgido empresas especializadas, que además de zonas de almacenaje ofrecen servicios complementarios, como apoyo logístico y ayuda en la preparación de pedidos.
Publicar un comentario