Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

8 de abril de 2016

Un blog a la deriva

Se me va de las manos esto de ser blogger. Llevo tiempo que no encuentro la motivación. Mis dedos ya no escriben solos y tengo que forzarme a escribir para mantenerlo vivo. Pero eso no es así. Lo que antes era puro disfrute y entretenimiento empieza a convertirse en una obligación. Y bastantes obligaciones tengo en el día a día como para meter otra más en la mochila.

Desde que abrí este pequeño rincón personal que habla de marketing, redes sociales, tecnología, marca, publicidad y mil y una cosas que cruzan mi cabeza a diario siempre he tenido un par de neuronas dedicadas al blog. Todo fluía y era natural. A veces hasta excitante, pues de cada cosa que veía en la tele o me pasaba en el trabajo, mi mente lo interpretaba en "modo blog", y terminaba haciendo una entrada.

Pero ya no es así. ¿Acaso me he desenamorado del concepto? Es cierto que llevo casi 3.000 posts a lo largo de estos 9 años de existencia de El blog del Marketing. A lo largo de esos años he escrito casi de todo, compartido moméntos mágicos con mis amigos de El reto blogger y he tenido más de 2 millones de páginas vistas.

Y todo lo he hecho "con estas manitas". Solo investigando y probando las cosas he conseguido llegar hasta aquí. Me busqué la vida con el dominio, con la configuración inicial, con el diseño, los widgets, el posicionamiento SEO e incluso con la monetización de artículos patrocinados en los últimos dos o tres años, en los que pensé que ya que tenía cierta relevancia, podría sacar algún beneficio más allá de la satisfacción personal. 

Y es cierto que me siento orgulloso de todo el trabajo hecho hasta ahora, pero llevo meses sintiendo que la mochila lleva demasiadas cosas y que no encuentro la motivación para seguir escribiendo, o al menos no lo hago con la frescura y frecuencia que lo hacía antes. Y eso tiene consecuencias. Si no escribes, tu número de visitas baja drásticamente (no generas interés y tampoco comentarios). 

Siento que mis post ya no son compartidos en Facebook o en Twitter como lo eran antes. En realidad lo que está pasando es que todo está decelerando. Voy cuesta abajo. La pendiente no es grande, pero si constante. Si esto ocurre, Google te penaliza en su posicionamiento, lo que lleva a que te llegan más visitas... y todo esto es un círculo vicioso que está a punto de acabar con El blog del Marketing.

Me he planteado incorporar a un par de personas que también escriban, por aquello de intentar aumentar la frecuencia de posteo, pero creo que en cierto modo estaría prostituyendo mi estilo de redacción (que no es bueno ni malo... pero es mío) a cambio de ... ¿de qué? ¿de más lectores? Suena muy egocéntrico, pero creo que la gente que como tu está al otro lado del blog es el verdadero motor de que yo esté aquí escribiendo. Si mis palabras, vídeos, campañas, opiniones, etc no le llegan a nadie, ¿qué coño estoy haciendo? No soy de los que hablan solos por la calle. Lo siento pero el día que vea que el número de visitas es tan bajo que no me compensa... dejaré este proyecto aparcado.

Pero no me estoy rindiendo. No soy de rendirme. Esto no es una carta de despedida, sino una petición de auxilio. Una reflexión en alto. ¿Qué hago? ¿Qué puedo cambiar para volver a sentir que mis neuronas vuelven a pensar en "modo-blog" y todo vuelve a salir naturalmente de mis dedos cuando me seinto delante del portátil? Entre el trabajo, el running, la familia y ahora las series, estoy dejando al blog en las últimas posiciones de mi lista de prioridades (si me ciño a las 24 horas que tiene el día,  y asumiendo que he de dormir 6 o 7, claro está)


4 comentarios :

Anónimo dijo...

Vuelve a tus orígenes, a porqué empezaste y para qué. Seguro que todo eso que ahora te planteas no estaba. Ya lo has demostrado, puedes. Ahora disfruta, escribe porque quieres no porque tienes, y disfruta de lo que tienes ahora que puedes. ¿Qué más da si después de 9 años bajas en el ranking? Es tu decisión porque tienes otras prioridades.¡¡¡ Animo!!! Los fieles se mantienen y los que no... Estuvieron cuando tu quisite que estuvieran

Pedro Molleda dijo...

gracias por tu comentario... la verdad es que anima

me quedo con que tengo que disfrutar de las veces que escriba (sean las que sean) y olvidarme un poco de todo lo de alrededor

abz

Anónimo dijo...

Tienes que ver menos series (máximo dos capítulos semanales) y abandonar el puto running (que ya no tienes edad, so mamerto ¡¡).
Si no lo haces, aparte de hundir el blog, te va a abandonar tu santa esposa. JAJAJA
Borxio

Pedro Molleda dijo...

tienes razón (como siempre)... no tengo edad ni para currar... ojalá tuviera un golpe de suerte con la loteria y me fuera unos añitos a las bahamas, o algo así

abz