Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

29 de agosto de 2013

Sergi Arola Gastro. Toda una experiencia culinaria

El otro día estuvimos cenando con unos amigos en el restaurante que Sergi Arola tiene en la madrileña calle de Zurbano, en pleno barrio de Chamberí, y al que había tenido la ocasión de ir en otra ocasión (pero solo a la zona de la coctelería).

Esta vez nos animamos a probar la new cousine de Arola gracias a que lo tenían promocionado en El Tenedor con una oferta de 50% sobre carta, obligando a pedir un principal y un primero o postre por persona, y sin incluir el coste de las bebidas.


Lo primero que me llamó la atención es ver que uno de los -a priori- mejores cocineros (o al menos más afamados) de nuestro país, accediera a prostituir su restaurante incluyéndolo en El Tenedor. Pero si lo pensamos con un poco de calma, tiene sentido tratar de conseguir clientes en el solitario Madrid del mes de Agosto.

De todos modos tendríamos que tener en cuenta la delicada situación en la que se encuentra Sergi Arola en sus relaciones con Hacienda. Quizás así podamos entender más la estrategia de Arola al abrir las puertas de su restaurante Sergi Arola Gastro a cualquiera dispuesto a rascarse el bolsillo algo más de la cuenta, pero sin el coste que supondría pagar sin la famosa promoción de El Tenedor. De hecho, nosotros pagamos 75€ por persona, lo cual -siendo una pasta- me parece razonable por disfrutar de la experiencia culinaria de un "dos estrellas Michelín".


La verdad es que disfrutamos mucho de los originales platos que ofrecen Sergi y su mujer Sara (que nos atendió personalmente durante la cena). El servicio fue excepcional (ni muy encima, ni muy sueltos por el restaurante), y el sitio cálido y con bonitos detalles.

A continuación os delo la carta que ofrecen:


Nosotros pedimos lo siguiente (recomiendo pinchar en las fotos para hacerlas más grandes):

  • Lasaña de Mozarrela ahumada, helado de albahaca y consomé de tomate al horno:


Me gustó, pero creo que desentonaba un poco con los demás platos. A pesar de no tener nada que ver con lo que cualquiera piensa al leer la palabra "Lasaña" (tenéis la foto a la izquierda), me pareció falto de fuerza y comparado con el resto de la cena, falto de sabor.

Le pongo un 5 "pelao"


  • Molleja de ternera guisada con especias, puré de tupinambo y corazón de tomate ahumado:


A este plato, no le hice foto (quizás por lo poco que duró en la mesa). De sabor intenso, y servido sobre una especie de plancha caliente muy decorativa, recomendaban mezclarlo en el puré de tupinambo y corazón de tomate que podéis ver en la foto y que le daba un sabor muy original.

De todos modos, la forma de comerlo (cogiendo la molleja de la plancha y "embadurnándolo" en el puré) no me entusiasmó.

Le pongo un 7

  • Sardinas marinadas rellenas de huevas de arenque y brunoise de verduras:


Sin duda una de las sorpresas de la noche. Intenso sabor y una magnífica presentación, sobre una base de aceite puro de oliva con sabores ahumados llenando tu boca constantemente.

Suave e intenso a la vez, con una textura muy agradable.

Le pongo un 9,5




  • Sopa tibia de guisantes y menta, mejillones, ravioles de tartar de gamba...cremoso de foie y bacon:
Sencillamente espectacular. Una combinación de carnes y pescados, regados por la sopa de guisantes con marcado sabor a menta, hicieron las delicias de todos nosotros.

Por este tipo de platos tan originales y con tanto sabor merece la pena ir a sitios como estos

Le pongo un 10

  • Para romper los entrantes de los platos principales, nos pusieron unas tapas bastante generosas (teniendo en cuenta el tipo de restaurante). Nos gustaron bastante a todos, especialmente una espeice de "cucurucho de camarones" que podéis ver en la foto a continuación. Quizás lo menos rico (y por donde nos recomendaron empezar, fue la patata "nosequé"), y muy bueno también lo que está detrás del cucurucho de camarones, que no recuerdo exactamente lo que era, pero que también nos gustó  bastante

  • También nos pusieron una especie de recuerdo de ostra con algas, que tenía un sabor a mar como pocas cosas que recuerde. Sencillamente espectacular y muy original


A estas tapas variadas, le pongo un 8,5


  • Tres arroces, balmati, integral y salvaje guisado con bogavante y crema helada de ajo:

Muy bueno también. Haciendo gala a su apellido de "plato principal" tenía un intenso sabor a bogavante, con una mezcla de sabores fruto de los condimentos del arroz.

Curiosa la presentación. Al principio apareció un plato con trozos de bogavante abandonados, y en medio, el camarero fue sirviendo el arroz, sobre el que colocó un fino ali-oli que le daba un rico contraste al plato, del que dimos buena cuenta.

Quizás me dejé llevar por el hambre que supuse tendría a la hora de ordenar la comida, y después me arrepentí de no haber probado algún otro plato que había en la carta y que quizás hubiera sido más original y atrevido.

Pero igualmente estaba delicioso, así que le pongo un 9

  • Hígado de pato presentado a modo de "coca", y caramelizado con verdura asada:
Quizás el plato de más éxito de la noche (junto con la sopa de menta....). 

La presentación espectacular, y el intenso sabor del hígado de pato mezclado con "algo" que había por ahí, hizo que todos nos relamiéramos al degustar este principal.

Le pongo un 9,5 por su intenso sabor y presentación.


  • Después pedimos de postre una maceta de chocolate llamada "El chocolate te da la vida" y un Queso de 30 meses de curación con papas canarias guisadas a la crema y vino blanco.

El tiesto de chocolate tenía plátano en la base, y le daba un sabor espectacular,... pero en el fondo no deja de ser una especie de brownie de chocolate colocado en un tiesto (la presentación, impecable).

El queso (siendo queso) estaba absolutamente delicioso. De los mejores que he probado

Además, nos obsequiaron con unos postres variados que -salvo a mi mujer, porque todos llevaban algún tipo de fruta entre sus combinaciones- nos encantó.

A los postres en su conjunto les pongo un 8

Todo esto, regado con un vino tinto de la zona de galicia (cuyo nombre no recuerdo), pero que nos gustó mucho a todos.


En resumen, la experiencia en Sergi Arola Gastro fue muy buena, y absolutamente recomendable. Ese tipo de sitios a los que los amantes de la cocina han de ir al menos una vez en la vida, y que los que no somos tan expertos, tenemos a la mano gracias a la oferta de El Tenedor (que por cierto, no sé si sigue vigente)