Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

10 de agosto de 2011

Desconectar o no desconectar. He ahí la cuestión


Parece que a los españoles (ÿ en general a cualquier civilización occidental, quizás influenciados por las "ventajas" que nos ofrecen los smartphones) nos cuesta desconectar de lo que ocurre en nuestros trabajos durante el verano.

Según la red profesional Viadeo, parece ser que el 62% de los españoles siguen conectados a lo que ocurre en su trabajo durante sus vacaciones de verano. Pero más "grave" resulta todavía el dato de que aproximadamente un 20% de los trabajadores objeto del estudio revela que sus jefes les "piden" que permanezcan conectados durante este descanso estival.

Por contra, menos del 20% de los encuestados afirman que permanecen en un estado de absoluta desconexión durante sus vacaciones.

¿Qué hacer? 

Desde luego -y como todo en la vida- en el término medio está la virtud (ya lo decía un tal Aristóteles). No es fácil desconectar si tienes un puesto de responsabilidad, pero por otro lado no es bueno permanecer contestando correos y permanentemente online como si nada ocurriera (cabe recordar que de aproximadamente 250 días laborables que tenemos en un año, menos de un 10% de ellos son vacaciones).

Personalmente prefiero pecar de desconectado que de conectado. Lo que suelo hacer es quitar las actualizaciones automáticas del correo del trabajo, de forma que solo lo compruebo cada cierto tiempo. Por ejemplo este año he cogido tres semanas seguidas de vacaciones y habré actualizado el correo 6 veces aproximadamente (2 por semana). Pero ojo. Descargar los correos al móvil no significa que los lea o -mucho menos- que tenga que ponerme con el portátil (siempre conmigo en vacaciones, lo que es significativo) a trabajar, pero me aseguro que no hay ningún marrón de dimensiones siderales apuntando hacia mi.

Simplemente compruebo que todo está ok. Porque la realidad es que para eso dejamos un mensaje automático de "fuera de oficina" donde queda claro a quién dirigirse para cualquiera de tus áreas de responsabilidad y -además- quién realmente quiera contactar por algo urgente puede hacerlo por teléfono o SMS (como así fue una vez durante mis vacaciones)

¿Tu cómo te organizas en vacaciones?