Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

30 de septiembre de 2008

Trabajar para vivir o vivir para trabajar


Leo en El blog salmón un titular que me llama la atención y sobre el que llevo tiempo pensando en escribir.

La conciliación entre vida familiar y profesional

El tema da para largo, pero intentaré no ser demasiado coñazo y tratarlo desde un punto de vista lo más asertivo y práctico que me sea posible... pero no prometo nada. Los que me leeis con frecuencia sabéis que soy un poco anárquico escribiendo y que distinto es lo que tengo en mi cabeza antes de empezar a escribir y el resultado de la entrada.

Cuando pienso en la disyuntiva (absurda, por cierto) de "trabajar para vivir" vs "vivir para trabajar" nunca tengo duda. Aunque el trabajo es algo que me reconforta... soy vividor de por sí y creo que el trabajo me aporta satisfacción personal, la capacidad de aprender cosas, conocer a gente y (por qué no decirlo) la capacidad de poder pagar mis facturas y mis vicios.

El trabajo te dará lo que quieras,... pero te da pasta para poder disfrutar a fondo de la vida. Y precisamente eso no tiene precio


Por eso no entiendo la gente que vive para el trabajo. Sólo y exclusivamente les interesa su trabajo, el reconocimiento que éste les da y dejan de lado con cierta indolencia cosas que para mi son insustituibles, como la familia, los amigos, los hobies, etc. Existen definiciones sociológicas para este tipo de gente: workoholic o algo así... vamos... para los de Burgos, adictos al trabajo.

A lo largo de mi carrera profesional he conocido al menos a 2 personas que me daban pena. Consumidos por el trabajo, sólo hablan de temas de trabajo, llegan a casa a altas horas de la noche, trabajan fines de semana, no pueden pasar más de 15 minutos sin comprobar el correo y cosas así. Todos hemos tenido picos de trabajo y llegado de madrugada a casa o nos hemos pasado fines de semana íntegramente en la oficina... pero esto sólo es "lícito" si se trata de algo puntual, de un caso concreto... nunca de una práctica habitual.

El caso es que cada vez son más las empresas que dejan en manos de los trabajadores y de su responsabilidad el aprovechamiento de las horas de trabajo. Permiten trabajar desde casa (el famoso teletrabajo que aún no ha llegado a "cuajar" totalmente en nuestro país). Creo firmemente en este tipo de "facilidades" dadas a los trabajadores, siempre y cuando éstos se comporten de modo profesional. Y ya sabemos que en España si nos dan una mano, agárrate los huevos!!!

En fin, que estoy encantado de que días como el de mañana formen parte de mi jornada laboral. Por la mañana liquidaré varios asuntos en la oficina, pero después de comer trabajaré desde casa. Media jornada de teletrabajo limpia y purifica... cuero y mente!!! Trabajar en gallumbos y con la música puesta no se paga con dinero, y diría que se rinde más aún.

Y tu? ¿Eres de los que se quedan hasta las 10 de la noche esperando a que tu jefe se vaya? ¿Te organizas tu propia jornada / semana laboral en función de tu cantidad de trabajo? ¿O eres de los que te gustaría que te hicieran esta pregunta porque estás en paro?

Sea lo que fuere, yo trabajo para vivir... eso lo tengo clarísimo
Publicar un comentario en la entrada