Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

19 de abril de 2016

Envía una mierda de regalo


Esta es la historia de Godin que en un viaje familiar por Francia, pasando por una pradera repleta de vacas, se dio cuenta de lo aburrido que era el paisaje. Una continua monotonía. 

Sin embargo, llegó un momento en el que se topó con algo diferente: una vaca púrpura. Se trataba de algo original, algo único y de lo cual merecía la pena hablar y comentar. Lo cierto es que lo aburrido se acaba olvidando mientras que cualquier elemento o acontecimiento atípico queda anclado en nuestra memoria. Es por eso que en estos tiempos que corren las empresas tratan de encontrar su componente diferenciador a toda costa.

Esto es lo que tuvieron en cuenta dos jóvenes estudiantes de marketing. Querían encontrar su vaca púrpura; querían dar con ese ingrediente diferenciador que marca la diferencia entre el éxito y el fracaso de cualquier producto nuevo. Así pues, decidieron tomar al pie de la letra los consejos de este gurú del marketing tratando de encontrar su nicho de mercado pensando en todo tipo de ideas disruptivas e innovadoras. Fue entonces cuando crearon: www.enviaunamierda.es

Con el mundo del e-commerce saturado por tiendas de ropa y accesorios de moda, estos estudiantes decidieron dar un giro de 360 grados abordando un concepto inexplotado. Se trata de enviar por correo bajo pedido excrementos a domicilio para gastar una broma al destinatario. Éste no olvidará ése momento en el que abra la cajita con su agradable sorpresa. 

Hacer cosas diferentes es la única forma de destacar, si es algo original será memorable y la gente hablará sobre ello. La regla que se expresa en la vaca púrpura es, “haz algo único y consigue que llegue a la gente adecuada”. 

El tiempo dirá si estos emprendedores han encontrado verdaderamente su vaca púrpura, vendiendo algo tan inusual y abundante en la naturaleza como un excremento. Aunque estamos ante algo que puede parecer descabellado, la originalidad e ilusión mostrada ante tal iniciativa siempre es algo que merece reconocimiento y gratificación.