Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

7 de mayo de 2015

Casa Tarradellas. Muy de casa

Cuántas veces al año llegamos a casa tarde y cansados... tanto que prácticamente solo podemos tirarnos en el sofá y abstraernos durante un buen rato, exahustos de nuestra jornada laboral... pero con una mezcla extraña de hambre y ansiedad.

Incluso esos días en los que vas sin tiempo de nada, tienes a los niños reclamando la cena pero en tu nevera se oye ese viento polar...

Y cuántas de esas veces la solución la tenemos en el congelador o en la nevera, con las pizzas de Casa Tarradellas que -al menos a mi- me ayudan a calmar el hambre y la ansiedad al llegar del trabajo o para darle la cena a los niños esos días en los que no tenemos tiempo de nada ni demasiada comida en la cocina.



Además, es un tipo de comida que se comparte en familia y con amigos. Para ver el fútbol, para celebrar cualquier cosa o simplemente para estar juntos en una terraza y disfrutar de una buena comida y una mejor sobremesa con quienes queremos. Fácil, cómodo,, limpio y delicioso. ¿Se puede pedir más? Si. Se puede, ya que lo podemos disfrutar sin esperas y por poco dinero.

No hace falta ser un cocinitas (aunque yo lo soy, que conste) y con tan solo ser capaz de encender el horno, poner algo de beber y controlar el tiempo de horneado de cualquiera de las muchas pizzas de Casa Tarradellas que podremos encontrar en nuestro supermercado de confianza.

En el último spot que acaba de salir nos muestran muchos posibles actuaciones en familia a la hora de disfrutar de una pizza. Gente que carga de queso un lado de la pizza para su propio disfrute, gente que -como mi hermano- no deja que la comida llegue a la mesa y siempre se encarga de picar un poco antes de que se sirva la comida o padres que en su afán colaborativo se ponen una medalla preparando una pizza para todos y tiene que llamar a su madre para preguntar la temperatura o el tiempo que una pizza tiene que estar en el horno (quién no ha hecho esto alguna vez)