Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

14 de noviembre de 2008

Marketing: ¿satisface necesidades o las genera?


Algunas veces he tenido conversaciones “metafísicas” alrededor de la definición de marketing… o mejor aún sobre si el marketing satisface necesidades del consumidor o si directamente las crea.

Curiosamente las definiciones más académicas, por ejemplo la de una referencia mundial como Philip Kotler dice que “el marketing es el proceso social y administrativo por el cual los grupos e individuos satisfacen sus necesidades al crear e intercambiar bienes y servicios»

Aquí es dónde salió a la luz el debate que os comento. ¿Satisface necesidades de los usuarios o poco menos que las crea?

Mi ejemplo (una vez más) venía al hilo del furor desde hace aproximadamente 10 o 12 años del fenómeno de la telefonía móvil. ¿Qué es lo que ha ocurrido para que sea “necesario” para todos y cada uno de nosotros tener un teléfono móvil?

Sobre el papel la respuesta debería ser: “necesidad de comunicarnos, de estar localizados… etc” Vale, acepto pulpo como animal de compañía… ¿pero realmente es así?

Qué el teléfono cubre la necesidad de comunicación es evidente… pero hay bastante más detrás del hecho de que por ejemplo en España, con una población de 44 millones existan más de 50 millones de teléfonos móviles. ¿Acaso es mejor tener 2 teléfonos para comunicarnos con uno en cada oreja?

Lo que pasa es que las empresas de telefonía móvil (los operadores y también en buena medida los fabricantes) nos han generado la necesidad por la vía de la aspiracionalidad. La gente aspira a tener un teléfono mejor, a llevar la última tecnología en su bolsillo.

¿Os habéis fijado que cuando vas a un restaurante la gente siempre (o casi siempre) coloca su teléfono en la mesa nada más sentarse? Eso no es casualidad… no lo dejan ahí para darse cuenta de que les están llamando y así poder “comunicarse”. Tu móvil marca tu personalidad. Eres lo que llevas, eres lo que consumes… eres como el teléfono que llevas. (Sólo hay un fenómeno parecido y es el del coche que tienes, pero nadie coloca las llaves de su Renault 5 en la mesa… sólo veréis llaveros de Audi, BMW y cosas así)

Además los teléfonos cada vez tienen más funcionalidades. Ahora ya no llevamos un Navegador en el coche, un mp3 en el bolsillo o una cámara de fotos para las ocasiones especiales. Ahora lo llevamos todo en el mismo dispositivo de bolsillo… sin embargo se supone que esas necesidades (localizarnos o no perdernos, escuchar música o sacar fotos… entre otras) siguen estando ahí. En este caso si satisface necesidaes, pero sobre la base de que anteriormente nos las han creado

¿Qué opinas? ¿El marketing satisface necesidades o las genera?
Publicar un comentario