Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

18 de diciembre de 2018

Buscar trabajo es una actividad de sofá

Los que leéis El blog del Marketing desde hace tiempo sabéis que soy un defensor a ultranza de la tecnología, porque nos ayuda y facilita las cosas. No sólo en términos de comunicación (con los nuevos canales de las redes sociales), sino que impacta prácticamente en todas las actividades de nuestro día a día.

Pero el salto definitivo lo estamos dando en los últimos años gracias a la evolución de las aplicaciones. Concretamente, pensad que prácticamente exigimos que cada actividad que llevamos a cabo en una web, queremos llevarla en nuestro bolsillo gracias al desarrollo de las apps. Y es que hay apps para casi todo. App para buscar trabajo, para pedir comida, para reservar viajes, hoteles y aviones... y prácticamente para cualquier cosa que tengas en la cabeza.

En los últimos meses he estado involucrado en varios procesos de selección para buscar perfiles que poder incorporar al área de Business Intelligence de mi compañía, y he de decir que cualquier ayuda es poca, ya que cuanto más específico sea el perfil que buscas, mayor es la complicación a la hora de recibir perfiles que encajen con los criterios de búsqueda. 

Pero si necesitas buscar un agente comercial, un administrativo, un contable, etc desde luego que hay formas más eficientes que buscar en portales generalistas, ya que (entre comillas) hay mucha oferta y mucha demanda, lo que hace que la búsqueda tanto por parte de la empresa, como del empleado pueda llevarse a cabo desde tu propio bolsillo, porque el tiempo de respuesta ha de ser mínimo, y la eficacia en la búsqueda máxima

¿Increíble, verdad? La verdad es que cuando terminé el MBA me dicen que en vez de imprimir esos tediosos CV, iba a poder gestionar mi búsqueda de empleo con una aplicación, no me lo hubiera terminado de creer, pero es que la tecnología avanza a una velocidad increíble... y no podemos dejar que pase por delante de nosotros. Nos tenemos que subir al tren de la tecnología y agarrarnos fuerte, porque no tenemos la certeza de dónde nos va a llevar

En otro orden de cosas, la semana pasada andábamos con la nevera tiritando, y propuse pedir algo de comer, y cuando se lo dije a los niños, me sorprendió como para ellos, la opción de pedir pizza, chino, etc, ya no es una opción. No se cierran a una comida específica (y por tanto a un canal para realizar el pedido), sino que directamente Lola me dijo: "busca algo en Glovo, papá". Y me los encontré a los dos buscando en su tablet y decidiendo sushi de la forma más natural del mundo.

Me recordó a cuando trabajaba en Nokia y Jaime tenía 4 años. Le puse delante un teléfono con los tres sistemas operativos predominantes allá por 2011 (IOS, Android y Symbian) y le dije algo así como: "Jaime, abre la tienda de aplicaciones de cada teléfono y bájate una aplicación". Me quedé blanco al observar con qué destreza era capaz de desbloquear cada terminal, acceder a la app store, buscar y descargar el mismo juego.

Definitivamente estamos ante la que será la generación más preparada de la historia... al menos tecnológicamente... ya que estos si son nativos digitales... pero de verdad

Publicar un comentario