Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

15 de octubre de 2008

Blog action day 2008


El Blog Action Day es una iniciativa que pretende unir las entradas (o post) de la comunidad blogger para que -de un modo común- hacer más fuerza o incidir de modo especial en una u otra temática.

De algún modo el hecho de tener a millones de personas escribiendo o pensando sobre algo a la vez debería ayudar a generar ideas, proponer soluciones o simplemente a concienciar al resto del mundo sobre la temática elegida.

Si en el año 2007 muchos bloggers escribimos sobre el medio ambiente al hilo del (casi olvidado) tema del calentamiento global, este año la temática elegida es la pobreza.

Pero creo que este año han dado un paso más, ya que se pretende donar lo generado durante este día... eso si, me gustaría saber si los de Google (por aquello de que son los que parten y reparten el tema de ingresos en aquellos blogs que tienen bloques de anuncios insertados) han hecho algún esfuerzo para "premiar" de un modo especial este tipo de iniciativas.

El caso es que desde mi humilde rincón "blogil" me gustaría contar de forma breve una experiencia que viví hace 16 años (joder parezco un abuelo contando cosas de hace tanto tiempo):

El caso es que durante el verano de COU, y cuando la mayoría de amigos aprovechaba para pegarse el último gran verano antes de la universidad, yo me fuí a Lisboa con un grupo de alumnos de mi colegio de Sagrados Corazones de Torrelavega. Estuvimos en un campo de trabajo ayudando a gente muy necesitada que vivía en un barrio chabolista del extraradio de Lisboa (Alges).

Estuvimos casi dos meses viviendo con ellos. Literalmente durmiendo en un colchón en el suelo, rodeado de cucarachas, pulgas y otro tipo de incomodidades que en ese momento poco o nada nos importaban, porque sentíamos que estábamos ayudando a gente por la que nadie movía un dedo casi nunca.

Tampoco hacíamos nada del otro mundo. Les contábamos cuentos, cantábamos con ellos, les llevábamos en tren a la playa, jugábamos al fútbol... y sobre todo les dábamos cariño y cuidados que de una u otra forma les hicieran olvidar situaciones familiares o de su entorno realmente tremendas (podría estar escribiendo un día entero, pero no es plan)

Lo que si quisiera destacar es mi reacción a la vuelta de esta impactante experiencia. Volví concienciado de que somos unos privilegiados (tu por tener un ordenador en el que leer esto, y yo por poder escribirlo) y nos quejamos de gilipolleces. Al final ese grado de energía con el que volví se fue apagando en mi... pero sin embargo quedó el poso de lo realmente importante:

Hay mucha gente muy necesitada y si unos pocos pudiéramos ayudar, su felicidad y forma de enfrentarse a su vida de mierda aumenta de forma exponencial.

Y eso no tiene precio