Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

22 de agosto de 2008

Yo también quiero regalos

Aviso que este post está lleno de envidia y de indignación.

Normalmente soy una persona bastante "estable emocionalmente", o al menos eso dicen todos los psiquiatras que han tratado de areglar mi problema (es broma)... pero no es broma que soy un tipo sin picos ni valles... con una personalidad y forma de actuar calmada y más o menos tranquilo.

Pero eso no quita que de vez en cuando me molesten las cosas que veo. Algunas me molestan mucho pero enseguida las dejo aparcadas. Otras me molestan poco, pero sin embargo quedan dentro de mi maléfica mente hasta que un día mis dedos comienzan a escribir y entonces... entonces sale (o saldrá) un post como este... lleno de rencor y de envidia.

¿Por qué estoy desvariando así? Porque me da envida comprobar como algunos bloggers son regados puntualmente con regalos, con pruebas, con muestras, pilotos o simplemente con productos para que comenten sobre ellos, sus bondades o defectos... hagan sus críticas, etc.

Y que conste que esto sí es una súplica, un arrastrarse ante marcas y agencias de relaciones públicas o de comunicación para que permitan que este modesto individuo que ni siquiera tiene dominio propio (si pagado, pero aún no está en marcha... si bien pronto habrá novedades) pueda probar y comentar artículos, productos, o simplemente reciba regalos... ¡¡ porque yo lo valgo!!

No quiero poner nombres, pero creo que al menos una botellita de vodka, un teléfono (si bien de esto tengo la suerte de no tener problema), una cestita de navidad o cualquier cosa no estaría de más ¿o sí? La verdad es que a medida que voy escribiendo el post me doy cuenta que soy un Don Nadie para que agencias o marcas se fijen en mi... pero la envidia tiene estas cosas... no te permite razonar, así que mejor me dejo ir y sigo suplicando a aquellas marcas relacionadas o con fuerte presencia e inversión en marketing que apuesten por El blog del Marketing como forma de "promocionar" sus productos y conseguir mayor viralidad en la red o -cuanto menos- entre el montón de amigos que me leen con frecuencia (anticipadas gracias porque de vez en cuando teneis que soportar post insufribles como este)

En fin, me retiro a la cama con las orejas gachas y el rabo... el rabo es mío, que coño!!!... pero dicen que si eres bueno y se te cae un diente (en mi caso acabo de tirar mi orgullo y dignidad) a la mañana siguiente el ratoncito Pérez deja tu regalo.

A buenas horas para creen en semejante gilipollez!!
Publicar un comentario