Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

10 de septiembre de 2007

10 negocios para ganar dinero



Rescato leyendo El economista un artículo en el que habla de varios negocios para aprovechar las nuevas tecnologías y acertar para forrarse. Ellos comentan 25 negocios para forrarse, pero yo (más modesto en mis objetivos) os dejo los 10 más curiosos:

1. Agenda de contactos online
Nunca está de más conocer nuevas personas. Y si además se dedican a la misma actividad y comparten aficiones, mejor. Son redes de profesionales online, como econozco, creada por Toni Salvatella. Buscar trabajo o crear empresas son algunas de las posibilidades que ofrece.


2. Subastas a la baja
Una Harley Davidson a estrenar por 7 dólares, o un Ferrari por no más de 12 dólares. La empresa estadounidense Limbo lo hace posible mediante subastas a la baja: quien ofrece la menor cantidad de dinero por un producto, se lo lleva. ¿El truco? Nadie sabe lo que han apostado los demás por el mismo objeto.


3. Marisco gallego por Internet
Demarisco es una microempresa gallega que vende percebes, camarones, centollos y demás fauna de las Rías Bajas por Internet, a cualquier parte de España, y en un periodo máximo de 24 horas. La mercancía llega preparada para ser consumida. Su inventor, Roberto González, espera facturar este año que termina 400.000 euros. Las ventas de Navidad seguro que le han ayudado.


4. Intercambio de minutos
Azucena Pasamar es algo así como la banquera del tiempo del Barrio de Graciá de Barcelona. Los vecinos de esta zona de la Ciudad Condal usan intercambios de minutos de trabajo como sistema de pago comunitario. No hay dinero. Sólo se acumula tiempo para intercambiarlo ayudando a los demás.

5. Comprar aquí, recibir fuera
El aumento de la población emigrante ha originado nuevos negocios. La Ganga o Artefacto son dos comercios madrileños (regentados por dos sudamericanas) que venden electrodomésticos y otros productos a esta nueva población, aunque la entrega se realiza en sus países de origen. El emigrante, así, no envía dinero a su familia. Ésta recibe lo que se ha comprado en España.

6. Resolver dudas por sms
Cualquier duda es solucionada en cinco minutos mediante sms. Ése es el negocio de 82ask, una compañía británica integrada por 150 personas que se encargan de responder unas 100.000 consultas al mes. Cobran sólo por respuesta facilitada (una libra), y lo resuelven todo.

7. Oratoria de los profesionales
Unas 5.000 horas de vídeo y documentación relacionada con campañas electorales es la valiosa mercancía de la pagina web www.redparaelpoder.com, creada por Enrique Fárez, consultor político desde 1982 y director de la empresa Red de Consultores Marketing Político. Lo que empezó siendo un simple hobbie se ha transformado en un impresionante banco de datos que, entre otras aplicaciones, permite aprender oratoria y a hablar en público viendo cómo actúan los verdaderos profesionales.

8. Negocios de cowboy
Josep Corbetos es un enamorado del folk estadounidense y todo lo que le rodea, incluso la moda. Su tienda CorbetosBoots, en Barcelona, es toda una referencia. "Bob Dylan entró una vez, y debió gustarle porque incluyó el nombre en una canción", afirma orgulloso. Es el lugar idóneo para encontrar unas auténticas botas de piel de serpiente.

9. Una web para los tacaños
El sueño de los tacaños hecho realidad: todas las ofertas gratuitas que pueden encontrarse en Internet (desde cartuchos de tinta para impresoras, pasando por muestras de producto de belleza e higiene o juegos de ordenador) recopiladas por el joven alemán Tobías Steinberg en su web www.radins.com.

10. Publicar obras sin editorial
Otro ejemplo de que Internet es un mundo nuevo que ofrece muchas oportunidades para emprender. Bob Young no quiso que miles de escritores autodidactas vieran frenado su sueño de ver sus libros publicados por el criterio de las editoriales. La solución fue crear Lulu.com, donde cualquiera puede colgar su libro (o cualquier otra obra digital) y ponerla a la venta. A cambio de eso, sólo se cobra una comisión del 20 por ciento del precio fijado por el autor.

¿Algún valiente?

Publicar un comentario